Learn Spanish with Escuela Internacional
 
CASTILLA Y LEÓN

Se puede decir de esta comunidad que es una tierra de hombres y de historia. Esta comunidad se encuentra rodeada por el sistema Cantábrico, al norte; Ibérico, al este; Central, al sur; y, al oeste, la frontera portuguesa, con el Duero separando ambos territorios.

El 35% del suelo castellano-leonés está compuesto por zonas montañosas. El resto es una sucesión de grandes llanuras y valles sobre los que transcurren las tranquilas aguas del Duero, el Ebro y un gran número de afluentes que forman grandes y fértiles vegas, muy influenciadas por la climatología de tipo continental, sólo rota por algunas comarcas que gozan de microclimas particulares.


Población
Con 94.174 kms, su población se encuentra distribuida en nueve provincias; Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. Ésta apenas supera los dos millones y medio de habitantes que, aunque en un principio se asentaron en las riberas de los ríos, hoy se encuentran en una docena de grandes núcleos urbanos.


Historia
La historia de Castilla y León, aún perdida en la noche de los tiempos, se llega a confundir con la historia de España en muchos aspectos y etapas. Vacceos, arévacos y pelendones dieron paso a la dominación romana, y ésta a la monarquía visigótica. La invasión islámica llegó a estos valles, cuya repoblación y reconquista se produjo a partir de los focos de resistencia, formados en la cornisa montañosa del Cantábrico. Hasta la consolidación de la línea fronteriza del Duero, durante los siglos IX y X , ésta es tierra de nadie. Los reinos de Asturias, Galicia y León van configurando la nueva monarquía que se fusiona con la que nació de la nobleza castellana. La unión de los dos reinos se consolida a partir del siglo XIII, a medida que la frontera con el Islam descendía hasta Andalucía.
Una vez cristianizada la Península con los Reyes Católicos, el Reino de Castilla conserva su protagonismo hasta el advenimiento de los Austrias. Con Carlos I se produce uno de los acontecimientos mas sobresalientes de la historia castellano-leonesa: el movimiento comunero, que terminó al ser derrotados y ejecutados sus cabecillas.

Economía
El siglo XVI constituye una etapa de prosperidad basada sobre todo en la riqueza agropecuaria y en la industria textil. Ahora bien, al romperse el eje comercial Medina del Campo-Flandes, comenzó una decadencia que llega hasta nuestros días, en los que se abre una nueva etapa.
Después de que en 1.983 se aprobase el Estatuto de Autonomía, Castilla y León ha comenzado a afrontar con esperanza el futuro.

Gastronomía
Comer y beber en Castilla y León nunca fue un pasatiempo; al contrario, la gastronomía de estas tierras se ha basado siempre en productos naturales sólidos y sustanciosos. Hay que destacar los asados, fritos, guisados y cocidos en sus múltiples variantes, y los dulces.
También en cualquier referencia a la gastronomía de Castilla y León debemos mencionar expresamente los vinos y los quesos.
El vino adquiere vida propia y en cuatro comarcas se garantiza con la denominación de origen: Ribera del Duero, Rueda, Toro y El Bierzo.


Os presentamos dos recetas para que podáis saborear el aroma de esta comunidad:


Sopas de Ajo


Ingredientes (6 personas)
-Pan duro de 2 ó 3 días.
-2 puntas de jamón (huesos).
-5 dientes de ajo.
-Una cucharada de pimentón dulce.
-150 gramos de jamón o panceta adobada fresca.
-6 huevos.
-Aceite de Oliva Virgen Extra con Denominación de Origen
-Sal.

Preparación
Esta sopa es más antigua que Castilla. Es muy fácil de hacer y muy nutritiva. Perfecta para los días fríos.
Primeramente se ponen en una olla 3 litros de agua a cocer durante una hora con las dos puntas de jamón. Salamos. Cortamos el pan en rebanadas finas y en una sartén las freímos con un poco de aceite. Las colocamos en una cazuela de barro o en una olla baja y ancha.
En la misma sartén ponemos un poco de aceite y doramos los ajos cortados en láminas finas y el jamón cortado en trocitos pequeños. Cuidado de no freír mucho el jamón ya que puede quedar muy duro y salado. Retiramos la sartén del fuego. Cuando se haya enfriado el aceite un poco añadimos el pimentón y removemos. Tener cuidado que no se queme el pimentón.
Cuando lleve una hora la olla cociendo y el agua haya cogido el sabor de las puntas de jamón añadimos el agua a las rebanadas de pan y a continuación echamos el contenido de la sartén. Lo ponemos al fuego y cascamos los huevos por la superficie. Lo tenemos cociendo durante 8 minutos y servimos en la mesa. Es un plato que se tiene que servir muy caliente.
Un vino de la Denominación de Origen "Toro" o un rosado de la Denominación de Origen "Cigales", son perfectos acompañantes para unas sopas de ajo.
Y como postre...


Leche frita

Ingredientes
-1/2 litro de leche.
-4 ó 5 cucharadas soperas de harina.
-1 ó 2 cucharadas de mantequilla.
-Corteza de un limón.
-Canela en rama y en polvo.
-1 ó 2 huevos.
-Azúcar.
-Aceite de Oliva Virgen Extra con Denominación de Origen

Preparación

En un cazo echamos la leche fría, y añadimos la harina, revolvemos hasta que se disuelva totalmente en la leche. A continuación se echa la corteza de limón y la ramita de canela y la mantequilla. Se pone a cocer a fuego muy suave, sin dejar de remover. Cuando ya tenemos la masa casi compacta ponemos el azúcar y seguimos removiendo hasta que esté espesa. Le quitamos la corteza de limón y la rama de canela.

A continuación extendemos la masa sobre una fuente para que se enfríe. Al cabo de varias horas (ya totalmente fría la masa) se corta en trozos (cuadrados, rectángulos...) y se van pasando por harina y huevo y las freímos en abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén. No necesita freírse mucho, retiramos los trozos cuando veamos que están dorados y los vamos reservando en una fuente cubierta con papel de cocina para que absorva el aceite sobrante.
Las porciones de leche frita las presentamos en la mesa en una bonita fuente y espolvoreados con canela molida.
Se pueden comer tal cual o flambeados con orujo gallego o de la Comarca leonesa del Bierzo.


Otras maravillas que no te debes perder

- Espacios naturales
En el conjunto de la Europa Occidental destaca la diversidad de Espacios Naturales que atesora el territorio de Castilla y León, es considerada como la región de mayor unidad natural.
Castilla y León entra en la política de protección, que se inicia en el año 1887 en el panorama mundial, cuando se declara en EE.UU. el primer Parque Nacional de la historia: Yellowston. España se unió a esta iniciativa y estableció la primera protección a los parques nacionales en 1918.
En el año 1991 la Junta de Castilla y León afronta el marco legal que permite el amparo, protección y regulación de aquellos Espacios que destacan por su calidad natural. Actualmente, Castilla y León cuenta con 40 Parques Naturales dentro del programa de Parques Naturales de Castilla y León, amparados por la Red de Espacios Naturales, un extraordinario mosaico caracterizado por la diversidad y calidad medioambiental en un territorio donde la montaña, la llanura y la ribera dan asiento a una amplia gama de ecosistemas asociados a la fauna, la flora y, sobre todo, a un entorno donde las poblaciones siguen conviviendo en el mismo Espacio Natural.

La Naturaleza se convierte así en un producto turístico de primer orden que contribuye a recrear un variopinto museo natural lleno de ecosistemas, frondosos valles, fauna y flora autóctona y paisajes y lugares de incomparable belleza. La férrea protección medioambiental de estos parques naturales permite la convivencia del visitante, el lugareño y el entorno natural.

En Castilla y León: los Picos de Europa, la Sierra de Gredos, el Monte Santiago, los macizos montañosos de la Sierra de La Demanda, las montañas de Urbión o la Sierra de Ancares son, entre otras, las zonas de montaña que entusiasman a los amantes de la naturaleza, el senderismo y los valores medioambientales. Además, bellos lagos, sierras frondosas y cursos de ríos encajonados por la erosión de sus cauces como los Arribes del Duero, Las Hoces del Duratón, el Cañón de Río Lobos o la Yecla configuran parajes de inusitada belleza y singularidad. Por este motivo, la región castellana y leonesa es un destino obligado en la Europa Occidental para disfrutar de un marco natural vivo.


- Deportes en la naturaleza
Castilla y León es una comunidad que por sus parajes naturales y sus zonas montañosas, permite practicar deportes como montañismo, esquí, ala delta o parapente. Además de estos deportes de riesgo, la pesca es practicada en muchas localidades con lagos o ríos que proporcionan mucha variedad animal.
En zonas de centro, en los pueblos de la comunidad, se pueden practicar deportes tradicionales como los bolos, que aunque no son deportes que van unidos a la naturaleza, sin tienen un contacto con las gentes, los pueblos, los alrededores...


Canal de Castilla: Una espectacular obra de ingeniería hidráulica de los siglos XVIII y XIX que ha influido a lo largo de doscientos años en el paisaje natural de Castilla. Las obras del Canal de Castilla se iniciaron en 1753 en Calahorra de Rivas. Después de continuos parones y varias vicisitudes, se terminaron en Medina de Rioseco en 1849. Casi un siglo de trabajo para otro siglo de navegación, pues como vía de transporte se dejó de utilizar en 1959.
- Via de la Plata: Una de las etapas de la Vía de la Plata es la etapa SALAMANCA-ZAMORA. En este recorrido disfrutamos de un paisaje de secano, pasando por localidades donde la labor del campo es la forma de vida, y donde aún quedan restos del paso de los romanos en las Iglesias y Ermitas.

- La artesanía
La cerámica, la alfarería, los guarnicioneros, los talabarteros, la platería salmantina, los telares, la cantería y los bordados, son algunos ejemplos de artesanía en esta comunidad. Todas estas actividades artesanales, se han ido conservando desde siglos en muchas localidades de Castilla y León, y gracias a muchas personas que han colaborado para su permanencia, hoy podemos contemplar, ya no sólo en museos o exposiciones, muchos ejemplos.


- Monumentos
Acueducto en Segovia, Catedrales en Salamanca, Burgos y León, Plaza Mayor y Universidad en Salamanca, ... y otros muchos. Sería muy difícil destacar alguno, ya que la arquitectura en Castilla y León es muy rica. Catedrales e Iglesias de estilo gótico y románico, el arte mozárabe que se plasma también en muchas de las Iglesias de los pueblos de la comunidad. Y no hay que olvidar los Castillos, que se encuentran presentes prácticamente en todas sus provincias, y en muchas de ellas restos de murallas que protegían las fortalezas.

- Costumbres y fiestas
La noche de San Juan, los encierros, los bailes regionales, la boda charra y la Semana Santa, son las más destacadas. También en muchas zonas de la comunidad se practican juegos como el juego de bolos y el juego de pelota