Learn Spanish with Escuela Internacional
 
Cataluña

Cataluña se encuentra en el ángulo nororiental de la península ibérica. Su localización tiene una posición muy marcada, una peninsular, otra europea y otra mediterránea. Por el norte está limitando con Francia, al oeste con Aragón, al este con el mar Mediterráneo y al sur con la Comunidad Valenciana, provincia de Castellón. Existe un enclave de Cataluña en Francia: Llivia (Gerona).
Tiene una superficie de 32.114 km2, y sus costas tienen una longitud total de 699 kilómetros.

Estructura administrativa

Está formada por Barcelona, Tarragona, Lérida (Lleida) y Gerona (Girona). El 18 de diciembre de 1979 se convirtió en comunidad autónoma. La capital de la comunidad autónoma es Barcelona. Tiene dos idiomas oficiales el español y el catalán, por lo que muchas poblaciones tienen doble denominación, una en catalán y otra en español. En 1833 se fijó el límite entre las provincias. En la actualidad existen 946 municipios.
Cataluña es la única comunidad autónoma de España que ha elaborado un sistema comarcal con implicaciones administrativas y políticas. Esta división a sufrido reformas posteriores, una en 1988 para añadir Plana del Lago, Plana de Urgel y Alta Ribagorza, otra en 1990 para modificar algún límite territorial. En total son 41 comarcas.

Clima, geografía

La extensión del territorio de Cataluña va desde el Pirineo hasta el valle del Ebro, y lo cruzan cinco ríos de dirección norte-sur. Todo esto proporciona una gran variedad a la región, da distintos tonos a su paisaje. El relieve de Cataluña se organiza desde tres grandes punto de partida: el Pirineo, la depresión Central y las cordilleras costero catalanas.

El clima dominante en Cataluña es el mediterráneo aunque en ciertos sectores del Pirineo existe un clima marítimo de la costa oeste, sobre todo en las vertientes orientadas al oeste y al norte. El frente polar, con su aire húmedo y su anticiclón de las Azores, dominan en verano. En cambio en invierno el tiempo es seco y frío debido a los anticiclones térmicos, y originan también muchas nieblas en valles y ríos. El invierno es una época, particularmente, de escasas precipitaciones en Cataluña. En otoño la borrasca de mar de Liguria alimenta el fenómeno de la gota fría.
Cerca de la costa están las zonas más calurosas. Aquí se superan los 16 ºC de media anual. Desde la costa hasta el interior de Cataluña, las temperaturas están entre los 12 y los 16 ºC. A partir de aquí las temperaturas descienden rápidamente a medida que ganamos altura, hasta legar a menos de 6 ºC en las regiones más altas. Estas son zonas de heladas seguras en invierno y hasta en otoño.

Población

Cataluña es la segunda comunidad autónoma más poblada de España, tras Andalucía. En la actualidad, el número de habitantes se está multiplicando por el fenómeno de la inmigración. La provincia que más población gana es Barcelona.

La tasa de fecundidad siempre ha estado por debajo de la media española. A partir de 1975, coincidiendo con el descenso de la fecundidad en toda España, en Cataluña estas tasas alcanzan mínimos preocupantes. Esto ha provocado un envejecimiento de la población catalana más acusado que en el resto de España.
Los bajos índices de natalidad no irán acompañados de bajos índices de mortalidad, aunque sean un poco inferiores a los del resto de España.
La inmigración es una de las características de la población catalana. Desde comienzos del siglo XX, y gracias al impulso industrializador, la llegada de inmigrantes, tanto regionales como extrarregionales ha sido una constante.

Historia

El islám en Cataluña tiene fieles seguidores, debido a que es una de las regiones más romanizadas, y la influencia de la invasión musulmana ha hecho también que esto sea posible.
Ya durante la Edad media, en el año 788, se establece cerca de los Pirineos la marca Hispánica. Tras la muerte de Carlomagno y con el debilitamiento del Imperio se crean en los Pirineos tres territorios más o menos unificados: los condados de Pallars, Ribagorza, Urgell y Cerdaña; la zona marítima de Ampurias y Rosellón; y una zona de frontera en el condado de Barcelona.
Por la segunda mitad del siglo IX se consuma la independencia de los condados catalanes; pero también comienza una tendencia hacia la unificación en torno a la casa condal de Barcelona. Será Vifredo I el Velloso quien controle Barcelona, Urgell, Cerdaña, Gerona y Besalú. Con esta base territorial inicia la expansión hacia el sur, ocupando la plana de Vich, en el 879. Se distinguen, así, Cataluña la Vieja con Cataluña la Nueva con el río Llobregat (grosso modo) como frontera.
Petronila de Aragón se casará con el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV en 1137, que se convertirá en gobernador de Aragón. Su hijo, Alfonso II se convierte en rey de Aragón y Cataluña formando la Corona de Aragón, e iniciando, así, su camino histórico con Aragón. Continuando la Reconquista e iniciando su expansión por el Mediterráneo y el norte de los Pirineos.
Tras la unión dinástica de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón en 1469 las coronas de Aragón y Castilla forman el núcleo territorial de España.

Economía

Los recursos naturales de Cataluña son muy limitados. Su prosperidad se debe sobre todo a su situación estratégica. En el siglo XIX, Cataluña se convierte en una potente región industrial moderna, y en una de las regiones más activas de España. Desde entonces está a la cabeza del motor económica de España y la integración a la Unión Europea ha supuesto un mayor crecimiento de la región.

Agricultura

Actualmente, la agricultura tiene poca tierra cultivada, y sin embargo es una de las regiones productoras más importantes de España. Esto es gracias a una importantísima productividad, muy por encima de la media nacional.

Los productos más importantes en Cataluña son:
- los forrajes: son los cultivos que más superficie ocupan, y están asociados a la ganadería bovina. Los más importantes son la alfalfa y el maíz.

- Los cereales: son cultivos fundamentales para una ganadería creciente. El cereal principal es la cebada, seguida del trigo. También es decisivo el girasol.

- El olivar, el viñedo y los frutos secos se encuentran en el sur de la región.

- Las frutas, las hortalizas, las patatas, los cultivos industriales y las legumbres, y en general los cultivos de regadío, se encuentran a lo largo de la costa.

Ganadería

La ganadería es en Cataluña más importante que la agricultura. Hay cambios más importantes en este sector.. Cubre la demanda de carne y leche de una población industrial. En unos pocos años Cataluña se convierte en la primera productora y exportadora de cerdo y aves de España. Las explotaciones extensivas sólo se conservan, y en grado reducido, en los Pirineos. Se ha pasado a una ganadería intensiva, próxima a los grandes mercados. El cambio de la agricultura en la zona central y en el eje del Ebro y Llobregat tuvo como consecuencia un cambio en el modelo ganadero, ya que estos eran los pastos de invierno de la cabaña, y al desaparecer se termino la trashumancia, y con ella el modelo extensivo.
La principal cabaña es la porcina junto con la avícola, seguida de la de ovino, bovino (leche y carne), caprino y equino.

Pesca

Es una actividad siempre practicada en Cataluña. Para que se mantenga esta actividad se ha de recurrir a la importación. Las artes más utilizadas son el arrastre y el cerco, pero la flota está compuesta por barcos pequeños y de carácter familiar. Los puertos pesqueros son pequeños. En Barcelona entra más pesca por el aeropuerto del Prat que por el puerto.
Las especies principales son: la sardina y el boquerón. En zonas más profundas se capturan cigalas, merluzas, salmonetes, gambas, etc. Se captura muy poco marisco, aunque después tiene un alto precio.
Si la pesca es poco importante, la acuicultura es una de las más importantes de Europa. Se localiza mayoritariamente en el delta del Ebro. Las especies fundamentales son el mejillón y los langostinos, pero se están ampliando a todo tipo de especies. Se está avanzando mucho en las investigaciones en este campo, y se busca aumentar el número y la calidad.

Industria

Cataluña es una de las regiones más industrializadas de España, y de Europa.
El sector secundario tiene sus puntos fuertes en la industria del automóvil y los accesorios y en la industria química, aunque se mantiene la larga tradición textil y cada vez es mayor la inversión empleada en la fabricación de electrodomésticos y de material informático y telemático de última generación. Las artes gráficas y la industria editorial constituyen un sector decisivo dentro de la industria catalana; también la construcción, cuyo crecimiento está directamente relacionado con el desarrollo turístico.

Después podemos nombrar el turismo y los servicios relacionados, así como también el gran número de empresas vinculadas a la publicidad y la explotación de esos productos.

Turismo

Su oferta turística atrae a más de 20 millones de turistas al año. Actualmente Cataluña recibe un porcentaje alto del turismo que entra en España.
La mayor parte de turistas se concentran en el litoral catalán, con sus 580 Km. . de costas y casi 200 calas y playas. Pero en el centro de Cataluña y en los Pirineos, hay muchos otros lugares de interés turístico, monumental o paisajístico que atraen a los turistas porque ofrecen otro tipo de turismo.

Cultura

Cataluña ha dado figuras importantes en casi todos los ámbitos de la cultura -artes y humanidades- y también en el campo de la investigación científica. La situación geográfica de Cataluña ha facilitado la entrada de las corrientes del arte y del pensamiento europeos; la presencia de una capital de la envergadura de Barcelona ha contribuido a fortalecer y difundir el mundo cultural y científico catalán.

Arquitectura

Las grandes catedrales y monasterios medievales son en su mayoría románicas, muy enraizado en la Cataluña Vieja , hasta llegar al gótico, estilo que triunfa en las ciudades -especialmente Barcelona- y, en general, en la Cataluña Nueva. También deben ser mencionadas las pequeñas iglesias románicas pirenaicas que han dejado un rico conjunto de pinturas al fresco conservado en gran parte en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.
Por todo el país encontramos ejemplos de arquitectura renacentista, barroca y neoclásica, pero es el Modernismo, de finales del siglo XIX, el que se alza como arte nacional y da especial importancia a las artes decorativas. Antoni Gaudí (1852-1926), la figura más destacada e internacionalmente reconocida, sobrepasa los límites del movimiento por su extraordinaria personalidad ( La Sagrada Familia , el Parque Güell, la Casa Milà , llamada La Pedrera , la Casa Batlló , en Barcelona, la cripta de la Colonia Güell , etc.).
Otros arquitectos destacados del momento son Domènech i Montaner (1850-1923), modernista "canónico", autor del Palau de la Música Catalana y del Hospital de Sant Pau de Barcelona; y Puig i Cadafalch (1867-1957), Josep M. Jujol, Cèsar Martinell o Lluís Muncunill.

Es en los años veinte cuando la arquitectura alcanza un interesante florecer, con personajes importantes como Josep Lluís Sert, Torres Clavé, Churruca, entre otras. En la época contemporánea existe un interesante grupo de urbanistas y arquitectos, como Josep A. Coderch, el equipo Bohigas-Martorell-Mackay y Ricard Bofill. La remodelación de Barcelona como ciudad olímpica (1992) tuvo gran incidencia en este ámbito.

Teatro y música

Es una comunidad que ha sido pionera en la renovación del teatro con interesantes grupos que han traspasado sus fronteras como La Fura dels Baus o Comediants.
Por otro lado, está el Gran Teatre del Liceu, que se inauguró en 1847 y que ha sido restaurado recientemente tras sufrir un incendio en 1994. Se han representado en él las mejores óperas del repertorio universal. Y el Palau de la Música Catalana , la sorprendente sala modernista donde se celebran temporadas de conciertos con los mejores intérpretes y conjuntos musicales. Catalanes son Montserrat Caballé y Josep Carreras, por ejemplo, sin olvidar compositores e intérpretes de la talla de Pau Casals. O el moderno Auditorio, obra del reconocido arquitecto Rafael Moneo, sede también de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña (OBC), y que posee una sala para 2.200 espectadores y 260 m2 de escenario.
Los festivales como el de Peralada y conciertos en recintos de interés artístico, se celebran en época de verano.

Pintura y escultura

Se conocen en Cataluña artistas inolvidables en estas materias, como Picasso (1881-1973), que se formó en Cataluña en el arte del Modernismo y dejó testimonio de ello en el Museo Picasso de Barcelona.
Joan Miró (1893-1983) conquistó fama mundial a partir de su relación con el mundo del surrealismo en París, con un universo de signos propios -mujer, estrellas, pájaros- que esconden poesía y sentimientos.También hizo cerámica (con Josep Llorens Artigas), escultura, escenografía y tapices; su relación con el mundo catalán se refleja en la Fundación Joan Miró de Barcelona (1975), obra de su amigo el arquitecto Josep Lluís Sert. Salvador Dalí (1904-1989) es otro de los grandes artistas mundialmente reconocidos que surgen de Cataluña; fundó el Teatro-Museo Dalí (1968) en su Figueres natal, y actualmente también están abiertos al público su casa de Portlligat y el castillo de Púbol, que restauró y regaló a Gala, su esposa y musa.

También consiguió prestigio internacional a partir de los años cincuenta el pintor Antoni Tàpies, cuya pintura informalista ha ejercido gran influencia y que tiene en Barcelona una fundación de arte que lleva su nombre.

Diseño

El Modernismo dio un fuerte impulso a las artes decorativas sobre todo partiendo de diseños de los propios arquitectos, como en el caso de Gaudí o de Domènech i Montaner. El Fomento de las Artes Decorativas, ofrece la posibilidad de contemplar obras de figuras descatadas en este campo como André Ricard, Miquel Milà, J. A. Coderch, Oscar Tusquets y Xavier Mariscal, entre otros. Han convertido a Cataluña en un centro de diseño industrial.

Museos

Existen en Cataluña más de 300 museos abiertos al público, con colecciones muy valiosas, como el Museo Nacional de Arte de Cataluña, con la mejor colección mundial de pintura románica y gótica.
El museo creado por Salvador Dalí en Figueres, su ciudad natal, es visita obligada. En Barcelona se pueden visitar otros como el Centro de Cultura Contemporánea, el centro de exposiciones CaixaForum, la Fundación Antoni Tàpies, el Centro Cultural Caixa Catalunya " La Pedrera ", el Museo de Historia de Cataluña, el Centro de Arte Santa Mònica, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Museo Picasso, la Fundación Joan Miró o el Museo Marítimo. Y en Tarragona, el Museo de Montserrat, el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña en Terrassa, el Museo de Arte de Girona, el Museo de Arqueología de Catalunya-Empúries o el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona y el Museo Episcopal de Vic, recientemente restaurado, que alberga una importante colección de arte románico y gótico y de prehistoria e historia antigua.

Patrimonio de la Humanidad

Se han declarado patrimonio de la humanidad los siguientes monumentos:

- Barcelona Parque Güell, palacio Güell y casa Mila - 1984
- Tarragona Monasterio de Poblet - 1991
- El Palau de la Música Catalana y el hospital de Sant Pau - 1997
- Conjunto arqueológico - 2000
- Lleida Iglesias románicas catalanas del Vall de Boí - 2000

Parque Güell, palacio Güell y casa Mila

Las tres construcciones son de las obras más relevantes del arquitecto Antonio Gaudí (1852 - 1926).
El Parque Güell (1900-1904) fue creado bajo un concepto de ciudad residencial. Se encuentra en la parte alta de Barcelona y entre otras importantes innovaciones supone el inicio del "trencadís" o utilización de azulejos troceados de múltiples colores como recubrimiento.
El Palacio Güell (1886-1888) se tuvo que realizar en un solar de 18 x 12 metros de planta, que Gaudí resolvió con la cúpula, las vidrieras y las escaleras, dando un efecto visual mayor al que realmente corresponde. El edificio está construido sobre unos sótanos con columnas en forma de hongo y de tronco piramidal. Las puertas de entrada son de hierro forjado y las serpientes enroscadas esculpidas representan el sentido del movimiento. La terraza, de gran belleza, es un auténtico museo al aire libre.
La Casa Milà, conocida como la "Pedrera", fue construida entre 1906 y 1910. Es uno de los edificios más conocidos y singulares del arquitecto. Se dice que es la obra civil más lograda de Gaudí. En ella, el genio catalán prescinde de las líneas rectas, tanto en el interior como en el exterior. Todas las habitaciones son distintas y están articuladas alrededor de dos patios interiores. Las chimeneas de la azotea son verdaderas esculturas dignas de ser visitadas. En la planta noble son dignas de admiración las columnas esculpidas.

El Palau de la Música Catalana y el hospital de Sant Pau

El Palau de la Música Catalana, ubicado en la calle de Sant Pere Mes Alt de Barcelona, es una sala de conciertos proyectada por Lluís Domènech i Montaner (1850-1923), que fue inaugurada en 1908. Su interior se presenta como una escultura continua en la que destacan grupos como el de "Las Walkirias" o la espectacular vidriera cenital de Rigalt i Granell.
El Hospital de Sant Pau, en la calle Sant Antoni María Claret, es un proyecto de 1901, que obtuvo el Premio del Ayuntamiento de Barcelona del año 1913. El proyecto inicial contemplaba la construcción de 48 pabellones, aunque finalmente sólo se edificaron 27. Es una obra de muy compleja realización, lo que queda reflejado en el tiempo que se tardó en realizarlo (desde 1901 a 1930). Del conjunto de la obra, destaca el pabellón de administración y la impresionante


Iglesias románicas catalanas del Vall de Boí

El Valle de Boí está formado por las poblaciones de Barruera, Boí, Cardet, Coll, Durro, Erill la Vall, Saraís y Taüll, que conservan muchos elementos de su trazado medieval y las características básicas de su arquitectura tradicional, basada en materiales autóctonos como la piedra, la pizarra y la madera. En conjunto, forman una excelente muestra del románico catalán, caracterizado por la utilización de cubierta de madera y la separación de las naves a través de columnas simples. Otra característica diferenciadora es la existencia de pórtico en casi todas ellas. Vistas desde el exterior, destacan dos elementos, por una parte, las cabeceras de sobresalientes volúmenes, por otra, la magnitud de las torres-campanario de fachadas minuciosamente decoradas. Muchas de ellas también destacan por sus pinturas murales, como en el caso de la Iglesia de San Clemente de Taüll, posiblemente anteriores al 1123, que han sido trasladadas a lienzo y conservadas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Iglesia de la Nativitat de la Mare de Déu Durro
Iglesia de San Clemente de Taüll (Barruera)
Iglesia de San Juan - Boí
Iglesia de Sant Feliú – Berruera
Iglesia de Santa Eulalia – Erill la Vall
Iglesia de Santa Maria - Cardet
Iglesia de Santa Maria – Coll
Iglesia de Santa Maria de Taüll (Barruera)


Monasterio de Poblet

El monasterio de Poblet es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura religiosa de Cataluña.
Fue fundado por Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona, quien lo cedió a la orden cisterciense. Los reyes de Aragón lo escogieron como panteón real y se convirtió en uno de los centros culturales más destacados de la época, cobrando especial relevancia su biblioteca. Es un conjunto monumental de gran valor. Sus edificios más relevantes datan de los siglos XIII al XV.

Conjunto arqueológico

Los datos más antiguos que hacen referencia a asentamientos en el territorio de la actual Tarragona se remontan a la época de los siglos V al III a.C., durante los cuales existe constancia de un poblado íbero en las elevaciones junto a la costa y en la ribera del río Francolí. Algunos historiadores afirman que se trataba de la Cesse citada en fuentes clásicas. En el transcurso de la II Guerra Púnica, los romanos establecen un puesto estratégico en las cercanías del citado poblado ibérico, hecho que se considera como la primera fundación de la Tarraco romana. En el 45 a. C., Julio César le concedería el título de Colonia de Derecho Romano. En los años 27 a 24 a. C. está probada la presencia de Augusto en Tarraco participando en diversas campañas en Hispania. Más tarde, Tarraco se convertiría en la capital de la provincia Tarraconense, de las más extensas de la Península. La ciudad romana llegaría a su máximo esplendor en los siglos I y II, y comenzaría su declive en el siglo III, coincidiendo con las incursiones de los pueblos germánicos. Su decadencia continúa durante el período visigodo y durante la dominación musulmana, y no será hasta la conquista cristiana del XII, cuando la ciudad volverá a resurgir.
De los tiempos de esplendor de la época romana se han conservado numerosos monumentos, otros han sido rescatados por las labores arqueológicas. En la actualidad, entre otros, son visitables las antiguas murallas, el circo, el anfiteatro, el teatro y la necrópolis paleocristiana.

Fiestas y folklore

La geografía de Cataluña ofrece una amplia variedad de paisajes, notablemente distinta de una comarca a otra, y sus fiestas responden a esa rica diversidad. Celebraciones agrícolas y ganaderas, fiestas de pescadores y marineros, fiestas mayores de pueblos y ciudades, elementos todos que configuran la identidad colectiva cuyo origen a menudo se remonta a tiempos muy lejanos.

La Sardana
La sardana es la danza y canción tradicional más característica y popular de los bailes catalanes. La bailan un número indeterminado de bailadores cogidos de la mano, formando un círculo. Se baila en las plazas de los pueblos, y el acompañamiento musical corre a cuenta de músicos con instrumentos de viento típicos de Cataluña: tamborines, flabioles, etc.

Los Castells
Los "castells" (castillos) los forman un nutrido conjunto de personas de cualquier sexo y edad que, con sus cuerpos, levantan una torre humana con diferentes pisos y previamente estructurada. Una manera simbólica de representar la unión y la fuerza de los catalanes para sacar adelante y conseguir juntos todo lo que se proponen.

El Carnestoltes
El carnaval en Cataluña se celebra de manera especial. Los ayuntamientos y ciudadanos catalanes participan con sus disfraces, danzas y rituales típicos, como por ejemplo entierro de la sardina, desfile de carrozas, etc. Un tiempo de diversión para olvidar las penas y disfrutar con vecinos y amigos. Esta fiesta se celebra durante el mes de febrero.


En las comarcas de Tarragona se puede admirar la agilidad y fuerza de los castellers. En Berga, la fiesta de la Patum , una inolvidable fiesta donde se mezclan raíces paganas y cristianas. O la Dansa de la Mort que recorre las calles del pueblo de Verges, en el Alt Empordà, cada Jueves Santo en recuerdo de las terribles epidemias medievales.

Uno de los principales y más antiguos signos de identidad es probablemente el fuego: en la víspera de San Juan (24 de junio) se encienden grandes hogueras en las plazas y calles de pueblos y ciudades. Entre cohetes y fuegos artificiales, al ritmo de la música de la verbena, los catalanes celebran el solsticio de verano durante toda la noche.

También existe en Cataluña una gran variedad de bailes tradicionales, que muchos pueblos han conservado celosamente: la Dansa de Castellterçol o el Ball del Ciri, por ejemplo, que tienen lugar el último domingo de agosto. O las Danses de Vilanova que se celebran el martes de Carnaval.

Breve resumen de las visitas de interés

Barcelona
La capital, a la orilla del Mediterráneo, ofrece las estructuras de una verdadera metrópoli.
El Barrio Gótico es una de las zonas más antiguas e interesantes de la ciudad. En esta área se pueden ver muchas ruinas conservadas de antiguas fortificaciones de la época del Imperio Romano.

Las Ramblas
Un paseo de 2 kilómetros que va desde la Plaza Cataluña hasta el puerto de Barcelona que muestra lo que tal vez sea la esencia de Barcelona. En este paseo encontrarás gente de todas las edades, nacionalidades y clases sociales, incluyendo limpiabotas, pequeños quioscos de flores, estatuas vivientes, acróbatas, malabaristas, músicos, grandes galerías de negocios, cafeterías y terrazas estupendamente cómodas. Algunos de los sitios de interés en este paseo son el Mercado de La Boquería, la Academia de Ciencias, la iglesia gótico-barroca de Belén, el Palacio Moya y la Casa Bruno Cuadros.

El Paseo de Colón
La torre de Colón domina todo el puerto. Consiste en una columna de hierro de 50 metros de altura que sostiene la estatua del descubridor de América señalando hacia el mar.

L’Eixample
Este distrito fue diseñado por el arquitecto Cerdá. Se construyó para conectar la Barcelona antigua (Ciutat Vella) con los pueblos de los alrededores. Todas las calles se cruzan formando rectángulos, lo cual constituye un diseño muy inusual en la concepción de la ciudad europea. Todo el distrito está construido según la moda Modernista. Los monumentos más impresionantes en el distrito son algunas obras de Antoni Gaudí, la Casa de les Punxes (Casa de los Pinchos), la Plaza Cataluña y el Paseo de Gracia, cada uno emblema del turismo en BarcelonMontjuïc.
La Montaña de Montjuïc fue el telón de foro de la Exposición Universal de 1929. Los edificios de Montjuïc representan todos los estilos arquitectónicos que se pueden encontrar típicamente en España. Los lugares más espectaculares para ver en esta montaña son, entre otros: el Pueblo Español, el Estadio Olímpico, una fortaleza del siglo XVII y los parques.

Parc de la Ciutadella
Dentro del parque se encuentra la entrada del zoo. Puede alquilar una barca y remar por el lago, situado en el centro del parque o disfrutar de los juegos de luz y sombra en uno de los peculiares invernaderos.

Borne
"Borne" significaba originariamente "torneo" o "listado", y en la Edad Media ésta era la zona de Barcelona en la que se hacían los festivales, procesiones, torneos, carnavales y la quema de los heréticos por parte de la Inquisición. El distrito está repleto de bares y dispone de un sinnúmero de restaurantes. Desde los años 80, también ha sido un punto focal del panorama de arte alternativo de la ciudad. Por eso se puede encontrar aquí una selección interesante de artesanía y textil independiente. Los edificios más importantes de gótico catalán en Barcelona quizás estén en este distrito, como por ejemplo la iglesia de Santa Maria del Mar.Antoni Gaudí´s Barcelona

La Costa Brava
Se extiende por el litoral mediterráneo desde la provincia de Barcelona hasta la de Girona. Es ciertamente una de las más famosas costas españolas, de gran belleza natural con sus acantilados y pequeñas y románticas calas.

Girona

Una bellísima ciudad histórica con un original Barrio Judío entre sus principales curiosidades.

Figueres
La ciudad natal del gran pintor Salvador Dalí. Su principal atracción es naturalmente el museo dedicado al pintor, que alberga una colección de algunas de las más importantes de sus obras.

La Costa Dorada
Se extiende desde el sur de la Costa Brava hasta Tarragona, ofreciendo, a parte de playas y paisajes encantadores, ciudades de extraordinaria belleza, como Arenys del Mar, Sitges (con un interesantísimo museo, el de Cau Ferrat) y Castelldefels.

Tarragona
Fue una ciudad muy importante del imperio romano, conservando aún hoy extraordinarios monumentos: el acueducto, un anfiteatro y la Tumba de Scipio, situada a la orilla del mar. Cerca de Tarragona se encuentran los monasterios de Santes Creus y Santa Maria de Poblet, ambos de gran interés histórico-artístico.

Lleida (Lleida)
Situada en el interior, en una región montañosa, tiene una interesante catedral, la "Seo", construida entre los siglos XII y XV.

Espacios naturales protegidos

En Cataluña existen seis figuras de protección: parques nacionales, parques naturales, parques regionales, parques periurbanos, parajes naturales y reservas naturales. A pesar de las apariencias es una naturaleza poco protegida.

Parques nacionales
Lérida: Parque nacional de Aigüestortes y lago San Mauricio (Aigüestortes i Estany de Sant Maurici)


Parques naturales
Barcelona: Cadí-Moixeró, El Garraf, Macizo del Montseny, Montnegre y el Corredor, Macizo de Montserrat, San Llorens del Monte y El Obach (Sant Llorenç del Munt i L'Obac)
Gerona: Aiguamolls del Ampurdán (Aiguamolls de L'Empordà), Cadí-Moixeró, Cabo de Creus, Macizo del Montseny , La Garrotxa
Lérida: Cadí-Moixeró
Tarragona: De los Puertos (Dels Ports), Delta del Ebro, Montsant

Parques regionales
Barcelona: El Foix, Serranía de Marina (Serralada de Marina), Serranía Litoral (Serralada Litoral), Castillo de Montesquiu (Castell de Montesquiu), Olérdola

Parajes naturales
Barcelona: Massis del Pedraforca, Guillerías-Savasona (Guilleries-Savassona)
Gerona: Massis de la Albera
Lérida: Massis del Pedraforca
Tarragona: Valle del Monasterio de Poblet

Reservas naturales
Barcelona: Delta del Llobregat, Merlés-Llucanés (Merlès-Llucanès)
Gerona: Islas Medes (Illes Medes), Merlés-Llucanés (Merlès-Llucanès), Ribera de Arbucias-Hostalrich (Riera, D'Arbúcies-Hostalric), Río de la Muga-Albañá (Albanyà), Río Segre-Isóbol (Isòvol)
Lérida: Alto Áneu (Alt Àneu), Bajo Arán (Baix Aran), La Llosa, Mas de Melons, Noguera Pallaresa-Bonaigua, Noguera, Pallaresa-Collegats, Noguera Ribagorzana-Monte Rebei (Noguera Ribagorçana-Mont Rebei), Segre. Prullans
Tarragona: Ribera del Algars (Riera d'Algars)

Deportes

En Cataluña hay distintas federaciones deportivas, lo cual nos hace ver que la práctica deportiva es intensa. También existen toda clase de instalaciones, desde los 42 puertos deportivos para los aficionados a la navegación, hasta los 36 campos de golf, y ello sin olvidar los aeroclubes, ni las estaciones de esquí alpino y nórdico, provistos de todos los servicios necesarios. Son importantes los deportes de aventura, y se ven favorecidos por la naturaleza que rodea a la zona: el rafting, el piragüismo y otras variantes que aprovechan las aguas bravas, el ala delta o la marcha a caballo.
La ciudad de Barcelona es sede de dos grandes equipos de fútbol conocidos en todo el mundo, liderados por dos clubes con más de un siglo de antigüedad: el Real Club Deportivo Español y el Fútbol Club Barcelona, el Barça, con uno de los mayores estadios del mundo, más de 100.000 socios y un siglo de antigüedad.

Gastronomía

Aunque la cocina catalana es parte de la prestigiosa cocina mediterránea, tiene atención propia.
Los tres ingredientes básicos son el maíz, el aceite y el vino, enriquecido todo por las aportaciones de Oriente y del Nuevo Mundo y con una tradición basada no sólo en la práctica cotidiana sino también en la tradición teórica que se remonta a los siglos medievales.
Su gastronomía, rica y variada, toma ideas de la cocina tradicional de las zonas de interior y de la cocina de las zonas costeras, con sabrosos arroces y buenos mariscos. Entre sus vinos no podemos dejar de mencionar sus internacionalmente conocidos cavas. Y para concluir cualquier comida hay que probar sus tradicionales postres como la "crema catalana", receta original y sofisticada.

Receta de la crema catalana

Ingredientes (para cuatro personas):

- Un litro de leche
- ocho yemas de huevo
- la ralladura de ½ limón
- dos cucharadas de almidón para crema
- 200 g de azúcar

Preparación:

1. Mezclar todos los ingredientes y batir con la batidora.
2. Poner la mezcla a fuego lento y remover sin parar hasta que adquiera consistencia.
3. Retirar entonces la crema del fuego y distribuirla en cazuelitas individuales.
4. Dejar enfriar y, antes de servir, espolvorear con azúcar.
5. Quemar el azúcar con una plancha especial, hasta conseguir una capa fina de caramelo dorado. Servir inmediatamente.

Receta del Suquet de Peix

El suquet es un guiso de distintos pescados sobre una salsa ligera. "Suquet" viene de "suquejar" que en catalán significa soltar jugo.

Ingredientes (para seis personas):

- un kg pescados en trozos (escórpora, rape, dorada...)
- ocho gambas
- tres tomates maduros
- el corazón de una cebolla
- cinco decilitros de caldo de pescado o de agua
- 500 gr de patatas

Para la picada:
- 50 gr. de almendras tostadas, 2 rebanadas de pan, perejil, 2 ajos, unas hebras de azafrán, sal, pimienta, aceite de oliva.

Preparación:

1. En una cazuela con aceite de oliva, freímos todos los ingredientes de la picada durante 2-3 minutos hasta que se doren. Los pasamos a un mortero, machacando hasta obtener una pasta. Los reservamos a parte.
2. En el aceite utilizado para este sofrito, añadimos la cebolla cortada fina; cuando empiece a dorarse añadimos los tomates pelados y también cortados finos. Lo dejamos sofreír unos 3-4 minutos. Añadimos el caldo de pescado o el agua. Removemos y añadimos las patatas peladas y cortadas en rodajas de medio centímetro. Pasados unos minutos, a la picada que hemos reservado en el mortero, se le añade un poco de caldo para trabajarla un poco más y la incorporamos.
3. Cuando las patatas estén a medio hacer, se añaden los pescados, en rodajas o cortados por el lomo. Cuando estén casi listos se añaden las gambas. Se comprueba el punto de sal. Se deja reposar y se se sirve bien en la misma cazuela o en platos individuales.