Learn Spanish with Escuela Internacional
 
Galicia

Situación

Galiza / Galicia es una comunidad autónoma española situada en el extremo noroeste de la península Ibérica. Limita al norte con el mar Cantábrico y al oeste con el océano Atlántico. Las comunidades autónomas del Principado de Asturias y Castilla y León constituyen su frontera oriental. Al sur, el río Miño traza parte de su frontera con Portugal. Su nombre procede de la división administrativa creada por los romanos, en cuyo Imperio quedó integrado todo este territorio a finales del siglo I a.C. En tiempos del emperador Diocleciano (siglo III d.C.), adquirió el rango de provincia con el nombre de Gallaecia. Disfruta de dos lenguas oficiales, el gallego y el español. Por su extensión, 29.575 km2, ocupa el séptimo lugar entre las diecisiete comunidades autónomas españolas.

Población

La población de esta comunidad, según el Censo de 2001, es de 2.695.880 habitantes. Su densidad es superior a la media española (81 hab/km2), puesto que supera los 91 hab/km2. Su distribución es muy irregular y la mayor parte de la población se concentra en zonas del litoral, concretamente en los alrededores de Ferrol, A Coruña y Santiago, así como a lo largo de las Rías Bajas, en especial en Pontevedra y Vigo. En el interior la densidad es muy baja. La población gallega está estancada y tiende al envejecimiento. Su tasa de natalidad es baja (7,2%o) y se sitúa por debajo de la tasa de mortalidad española (en torno al 10,6‰).
Galicia, a partir del despegue demográfico del siglo XVIII, ha sufrido casi de manera constante los problemas derivados de la sobrepoblación. Esto dio lugar a la necesidad de emigrar como única salida al desequilibrio entre su población y los recursos disponibles. En una primera fase, el destino de la emigración fue a América (principalmente a Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y México). Su punto álgido se sitúa a finales del siglo XIX y principios del XX. Una segunda fase, dirigida hacia Europa, en la década de 1950 (Alemania, Suiza, Francia, Holanda y Gran Bretaña). A partir de la década de 1960, los desplazamientos a otras regiones de España han sido prácticamente constantes. A lo largo del siglo XX, emigraron más gallegos de los que se quedaron en la comunidad; esto explica el estancamiento demográfico actual, pues la emigración se produjo entre los grupos más jóvenes.

Historia

Galicia debe su nombre a las legiones romanas, quienes la llamaron así por la similitud de las costumbres de sus pobladores con los de la Galia. En Galicia han vivido tribus de tradición celta, gentes de Roma, britanos, suevos, visigodos, musulmanes, irlandeses y franceses. A estas épocas corresponden monumentos tan destacados como el castro de Baroña (siglo I a.C.), la Torre de Hércules (siglo I) el faro conservado más antiguo del mundo, y la muralla de Lugo (siglo III).


El reino de Galicia comienza a forjarse en los comienzos del siglo V, con el establecimiento de suevos y vándalos asdingos tras el tratado de paz firmado con una Roma ya decadente. Hermerico, rey suevo, sentó las bases de convivencia entre ambas culturas (bárbara y romana).

En 813 se descubre el sarcófago con los restos de Santiago apóstol, lo que convertirá Compostela en destino de peregrinaciones, haciendo de todo el norte peninsular una vía de intercambio comercial y cultural.

En 1063, García, hijo de Fernando I, es coronado como rey de Galicia y Portugal. Las inquinas entre los diferentes bandos en que se agrupaban los señores gallegos y las simpatías de las coronas de Aragón y Castilla hacia la nobleza más alta impidieron una mayor pujanza del reino de Galicia, unido de nuevo a la corona de España en 1640.

Desde 1589, año en el que los coruñeses vencen a Drake cuando intenta tomar la ciudad para Isabel I, Coruña desarrolla una fuerte tradición liberal. En 1815, Díaz Porlier se pronuncia contra Fernando VII. En 1846, el comandante Solís constituye una república federal en Lugo. Es a partir de esta segunda mitad del XIX cuando comienza la primera gran migración gallega hacia América.

En 1931, con la II República, Galicia está dividida entre la posición liberal de la ciudad y la tradición conservadora del campo. Se redacta un estatuto de autonomía que nunca entrará en vigor debido a la guerra civil de 1936-39.

Durante la dictadura del general Franco se produce otra gran oleada de emigración hacia América, Europa y los focos industriales de Madrid y Barcelona. Vigo y Ferrol se convierten en núcleos fabriles.

Con la constitución de 1978, Galicia retoma su petición de autonomía. Antonio Rosón fue el primer presidente constitucional de la Xunta de Galicia (1978). Le sucedió José Quiroga (1979-1982) durante su mandato se ratificó el vigente Estatuto de Autonomía el 6 de Abril de 1981. A continuación han dirigido la Xunta Gerardo F. Albor (1982-87), Fernando G. Laxe (1987-90) y Manuel Fraga Iribarne, quien permanece en el cargo desde 1990.


Himno gallego

¿Que din os rumorososna costa verdecente,ao raio transparentedo prácido luar?¿Que din as altas copas de escuro arume arpadoco seu ben compasadomonótono fungar?Do teu verdor cinguidoe de benignos astros,confín dos verdes castrose valeroso chan,non des a esquecementoda inxuria o rudo encono;desperta do teu sonofogar de Breogán.

Os bos e xenerososa nosa voz entendene con arroubo atendeno noso ronco son,mais sóo os iñorantese féridos e duros,imbéciles e escurosnon os entenden, non.Os tempos son chegadosdos bardos das edadesque as vosas vaguedadescumprido fin terán;pois, donde quer, xigantea nosa voz pregoaa redenzón da boa nazón de Breogán. (Letra: Eduardo PondalMúsica: Pascual Veiga)

Naturaleza

Las Rías Baixas gozan de un plácido y suave clima durante todo el año. Todo su paisaje, fauna y flora se presenta a los ojos del viajero para que disfrute a fondo de la belleza de las tierras de Galicia.
El conjunto de islas forman el parque natural de las islas atlánticas: islas Cíes, isla de de Sálvora, Isla de Cortegada, Isla de Arousa, etc.

Isla de Arousa

Situada en el corazón de la Ría de Arousa y conectada al continente por un puente de 2 kilómetros de largo entre Vilanova y Cambados, la Isla constituye uno de los espacios naturales gallegos más bellos : sus dimensiones abarcan 7 km. de largo por 2 de ancho, totalizando un perímetro de 29 km. en los que hay hasta 80 playas, sin contar los numerosos islotes desperdigados a su alrededor. Formación arenosa de interés botánico por su formación dunar, el espacio natural de Arousa es hábitat y refugio de aves marinas y limícolas, principalmente en la parte sur de la isla, más despoblada.

El mayor bosque de laureles de Europa : la isla de Cortegada
La Isla de Cortegada, situada entre Vilagarcía de Arousa y la desembocadura del río Ulla, posee un alto interés botánico a causa de su laurisilva y diversidad micológica.

Saliendo de la villa de Caldas de Reis se llega al paraje de Segade, una de las más bellas cascadas de Galicia. Varios senderos arbolados permiten remontar el curso del río en esta área de transición climática entre el suave Salnés y la montaña.

Economía

La estructura socioeconómica de Galicia se caracteriza por su dualismo: el campo y la industria. Se puede afirmar a grandes rasgos que las zonas más occidentales generan el 75% de la producción y más del 65% del empleo en actividades económicas fundamentalmente no agrícolas. Por contra, las zonas orientales (provincias de Lugo y Ourense) tienen más del 40% de la población activa ocupada en el sector económico primario, presentan una escasa industrialización y su sector servicios está poco desarrollado.

La producción del sector agrícola y ganadero continúa siendo muy importante en el conjunto de Galicia y ocupa aún al 13% de la población activa (2002), muy por encima de la media española (6%). Su producción más importante se centra en los forrajes y en el cultivo de las patatas (papas), cereales y viñedos en las comarcas meridionales. En los últimos tiempos también hay que destacar la producción de kiwis (48% de la producción española). La ganadería aporta el 66% de la producción del sector primario gallego y supone casi la cuarta parte de la cabaña total del país.

El sector secundario, pese a sus avances, está bastante desarrollado en la comunidad gallega y emplea al 33% de la población activa (2002). Las industrias gallegas se localizan fundamentalmente en el litoral y se concentran en Vigo, A Coruña y Ferrol. Aunque en Ourense y Lugo se construyeron polígonos industriales en 1964, su importancia es menor en el conjunto económico regional. Por sectores y por orden del valor de la producción destacan la industria alimentaria, la fabricación de materiales de transporte, astilleros e industria del automóvil, la producción de madera, corcho y muebles, y la siderurgia. Le siguen de lejos los productos textiles y la confección, la maquinaria y el equipamiento, y la industria del papel. La crisis económica de las décadas de 1970 y 1980 afectó a las principales industrias (astilleros, siderurgia y metalurgia) y a los dos grandes centros fabriles de Vigo y Ferrol, que sufrieron a finales de la década de 1980 un duro, aunque necesario, proceso de reconversión.
El sector servicios (terciario) presenta una estructura poco dinámica, si bien ocupa al 54% de la población gallega. A pesar de la expansión de algunas empresas financieras y del sector de distribución, Galicia todavía posee déficit importantes en servicios públicos. También resulta excesivo el número de empresas familiares del sector, caracterizadas por su limitada influencia en el ámbito local y su baja productividad. El sector turístico presenta algunas carencias en su dimensión empresarial, pero ha mejorado significativamente durante los últimos años del siglo XX.
El producto interior bruto (PIB) per cápita de la comunidad gallega es inferior a la media española.

Arte

La comarca central de Galicia es una de las zonas con mayor concentración de arte románico de toda España. Un arte románico caracterizado por la importancia de los monasterios.

Catedral de Santiago

Las huellas de la historia han dejado en Galicia numerosos monumentos de gran valor histórico y artístico, desde los dólmenes prehistóricos hasta las obras de la época neoclásica (siglo XVIII). Pero Galicia, artísticamente hablando, es conocida en todo el mundo por un hecho fundamental: la atribución al apóstol Santiago, discípulo directo de Jesucristo, de los restos hallados en un sepulcro descubierto en el siglo IX. Este hecho convirtió la población de Santiago de Compostela en centro de peregrinación europea durante muchos siglos y punto final del recorrido del famoso Camino de Santiago. La catedral de Santiago de Compostela es el mejor exponente del románico de toda la península Ibérica, y su pórtico de la Gloria, atribuido al maestro Mateo, una obra cumbre del arte medieval europeo. De la época románica cabe destacar la iglesia de San Martín de Mondoñedo, el Conjunto histórico-artístico de Ribadavia (Ourense) y el monasterio de Carboeiro (Pontevedra). Igualmente importantes resultan el claustro gótico del convento de San Francisco (Ourense), el Hospital Real de Santiago, de estilo renacentista, la fachada del Obradoiro de la catedral de Santiago junto con el monasterio de Sobrado dos Monxes, ambos de estilo barroco, y el palacio de Raxoi (Santiago), así como la fachada de la catedral de Lugo, como ejemplos del estilo neoclásico.

Palacio de Raxoi (Santiago)

En la arquitectura popular es obligado referirse a los famosos hórreos, pequeños graneros levantados sobre cuatro pilares a fin de proteger los productos del campo de la humedad y de los roedores. El mayor hórreo de Galicia se halla en Carnota (34,7 m).

Monumentos

Centro Gallego de Arte Contemporáneo (CGAC) en Santiago de Compostela.

El CGAC es el centro emblemático de las vanguardias artísticas de Galicia y un punto de referencia en los circuitos nacionales e internacionales del arte actual. Las exposiciones temporales y muestras se combinan con diversas actividades: talleres, programaciones videográficas, jornadas o conferencias.En el año 2001, el Centro organizó 15 exposiciones en sus salas y 11 en el exterior de Galicia, además de 60 actividades, en las que tomaron parte un total de 95.000 personas.

 

Torres en memoria de Hejduk, en Santiago de Compostela

Las Torres en memoria de John Hejduk son un homenaje a este arquitecto de Nueva York, desaparecido en el año 2000. Una vez resuelta la viabilidad de preservar la geometría exterior e interior de los edificios, servirán como espacio de recepción, información y exposición de la Ciudad de la Cultura. Se trata de dos torres de 25 m de altura, una revestida exteriormente de vidrio y la otra con piedra, situadas muy próximas a la biblioteca y hemeroteca.

Chan de Armada

A pesar de su deplorable estado de conservación, vale la pena dedicar una visita a los restos de este dolmen.
Chan de Armada pertenece al conjunto de megalitos de la Península del Morrazo, entre las rías de Pontevedra y Vigo.

Monasterio de Lourenzá

Este monasterio de la provincia de Lugo, como otros muchos de nuestra geografía, tiene sus orígenes a finales del siglo X cuando el conde Osorio Gutiérrez, tras morir su esposa, decide fundar el cenobio y retirarse en él como fraile. Este noble es conocido y venerado en la comarca como el Conde Santo y a él se le atribuyen milagros como la curación de enfermos y la resurrección de muertos.

Monasterio de Monfero (Coruña)

El actual templo, inaugurado en 1.656, sustituyo por completo al original, puramente románico, del que solo queda un lienzo y elementos aislados en el lateral norte del claustro procesional Ya en su interior del templo, sorprende la grandeza de la nave en cruz latina de 65 m. de largo y 12.5 m. de ancho.

Folklore

Galicia posee un rico folclore, frecuentemente relacionado con las romerías. Entre las danzas típicas de esta comunidad destaca la muñeira en sus diversas variantes: la muñeira do Espantallo, la muñeira ribeiriña, la muñeira carballesa y la muñeira redonda. El instrumento popular más genuino es la gaita o cornamusa, así como el redobrante y el bombo que la acompañan.
Galicia tuvo desde hace siglos notables coros y cuerpos de baile que recogían las melodías populares y las danzas campesinas, marineras, etc. Estas danzas se ejecutaban en las fiestas de las distintas comarcas gallegas. Existen diversas danzas que se suelen considerar gallegas como son la jota, la pandeirada, el fandango, el maneo, etc., pero sin duda el baile típico de Galicia entera es la muñeira. En las distintas comarcas adopta variantes, a veces muy profundas que la hacen de difícil ejecución. Suele constar de dos o tres partes: una para efectuar los puntos; otra las vueltas, que constan siempre de 16 compases. La muiñeira es siempre un alarde de ritmo, rapidez y vistosidad. Suele representarse en las romerías gallegas y fiestas, donde suele haber un ambiente tradicional y se recoge el costumbrismo popular.

Gastronomía

Es de sobra conocida la manera como los gallegos cocinan la empanada, el caldo, el jamón asado, el marisco, el lacón con grelos, las filloas, los chicharrones y una variada gama de platos a base de pescados, moluscos y crustáceos. Los vinos gallegos están empezando a gozar de merecida fama, en especial los blancos con denominación de origen, como el ribeiro y el albariño.