Learn Spanish with Escuela Internacional
 
Comunidad Autónoma de Murcia

La Región de Murcia es una comunidad autónoma uniprovincial española constituida en 1982, año en que se aprobó su estatuto de autonomía. Situada en el vértice suroriental de la Península Ibérica, entre la Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla-La Mancha, la Región se extiende por un territorio de 11.317 km2 (el 2,2% de la superficie total de España).

Clima y Geografía

La Región de Murcia presenta las características propias del clima mediterráneo subtropical semiárido. Estas condiciones climáticas se concretan en una temperatura media anual de 18ºC, con veranos calurosos (registrando máximas absolutas de 40ºC) e inviernos suaves (11ºC de temperatura media en los meses de enero y diciembre).

El espacio geográfico de la Región de Murcia se define por sus múltiples contrastes: tierras de secano y de regadío, llanuras y zonas montañosas, litoral e interior, viñas y mesetas, resultado, sin duda, de su condición de zona de transición entre la submeseta norte y el sistema subbético. Morfológicamente, el relieve del territorio regional se enmarca dentro del dominio de las Cordilleras Béticas y presenta una alternancia entre sectores montañosos, valles y depresiones, creando, en espacios reducidos, altos contrastes de altura.

Historia

La presencia humana en el territorio de Murcia data, al menos, de hace 1.500.000 años. Los primeros testimonios de la presencia humana corren parejos a las culturas del Neandertal, Cromagnon y, sobre todo, al neolítico. La conquista por parte de Escipión, en el 209 a.C., de la ciudad de Carthago Nova, supuso la explotación definitiva de lo que ya era un importante centro económico y político del Mediterráneo.

Con la conquista del territorio por Roma, se abrió una etapa de apogeo económico de la zona litoral que duraría más de 600 años. Después de una larga etapa de inestabilidad política, fruto de la desmembración del Imperio Romano, el dominio árabe comienza en el año 713 cuando Abdelaziz vence al ejército hispano-visigodo de Teodomiro en Cartagena. El año 825 supone otro momento histórico determinante, momento en el que es fundada la ciudad de Murcia por Abderramán II. La prosperidad económica de los árabes, sin embargo se vio alterada por las tensiones internas, por la presión fronteriza y por los desórdenes políticos internos. La creación de los reinos de Taifas es el último testimonio de un territorio que pronto caería -1243- bajo el vasallaje de Castilla y que terminaría integrándose definitivamente a la Corona con la firma de la Paz de Granada en 1492. A partir de este periodo, la paz llega a los territorios murcianos, experimentando un crecimiento sistemático en lo económico y en lo demográfico.

Se proyectan grandes obras, nacen incipientes gremios y florecen las ciudades al amparo del siglo XVI. Tras un periodo de inestabilidad, con un siglo XVII donde se suceden las epidemias, plagas y grandes sequías, se percibe un lento proceso de recuperación gracias al aumento de la superficie de cultivo agrícola y al aperturismo comercial.
Con el siglo XVIII se inicia una nueva etapa de crecimiento donde el esplendor urbano -paralelo al desarrollo artístico del célebre Barroco murciano- se complementa con la terminación de las obras de la Catedral de Murcia y la construcción del Arsenal de Cartagena, signos evidentes del desarrollo civil y militar. Los caprichos cíclicos de la historia quieren que el siglo XIX depare a la región un nuevo periodo de crisis, motivado por la sucesión de sequías e inundaciones. Y no es hasta bien avanzado el siglo, cuando se produce un nuevo relanzamiento de la economía de la zona de la mano de los procesos de industrialización cuyo motor fundamental era la riqueza de los yacimientos mineros.

Población

La Región de Murcia cuenta con una población de derecho de 1.190.378 habitantes. Si analizamos el desarrollo demográfico del territorio, podemos comprobar cómo el incremento de población ha sido una constante en todas las décadas del siglo XX, si bien es a partir del año 1976 cuando la Región de Murcia empieza a registrar un aumento por encima de la media nacional, debido sobre todo a la inversión de las tendencias migratorias que hasta ese momento habían convertido a Murcia en lugar de salida de población que buscaba oportunidades en otras regiones e incluso en el extranjero.

En la actualidad, la densidad de población es de 105,2 habitantes por kilómetro cuadrado, situándose la media nacional en 81,3. La Región de Murcia se ha convertido en una zona receptora de población, el número de inmigrantes recibidos ha sido mayor que el número de emigrantes. También es destacable reseñar el importante aumento de población extranjera de la tercera edad que han elegido la Región de Murcia como un lugar idóneo donde disfrutar de su retiro en un entorno privilegiado y de clima benigno.

La Región de Murcia es un territorio que, tanto histórica como geográficamente, se ha caracterizado por su estructuración en comarcas que aglutinan al día de hoy los 45 municipios que componen esta comunidad uniprovincial, organizados en torno a la capitalidad, que reside en la ciudad de Murcia.

Economía

La economía de la Región de Murcia se caracteriza, por una fuerte presencia del sector servicios, una notable orientación industrial, un sector de la construcción en continua evolución y una espléndida agricultura que sobrepasa nuestras fronteras con el sobrenombre de la "Huerta de Europa".

Las industrias alimentarías, de gran tradición en la región, se han especializado principalmente en las conservas. Actualmente, este tipo de industrias, se encuentra en un eminente proceso de transformación a comidas precocinadas y congelados vegetales de todo tipo. Por otro lado, más de la mitad de la superficie agraria de la Comunidad Autónoma se dedica al cultivo de hortalizas, al que le siguen por importancia las frutas.
La producción ganadera se centra en el porcino. Además, Murcia, es zona de vinos de reconocido prestigio en todo el mundo. Existen tres grandes denominaciones de origen: Jumilla y Yecla en la zona del norte, con vinos tintos, rosados y blancos, y en la zona más occidental, vinos de todo tipo, destacando fundamentalmente los rosados.

Mercado de Trabajo:
Año 2003 MURCIA, ESPAÑA
Activos (miles) 528,5 18.463,0
Ocupados (miles) 472,7 16.356,9
Parados (miles) 55,8 2.106,1
Tasa de empleo (%) 56,02 48,11
Tasa de paro (%) 10,56 11,41
Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Cultura

La Comunidad Autónoma de Murcia ofrece un extenso panorama cultural, con una amplia infraestructura de equipamientos: 36 museos y colecciones, 8 teatros, un Auditorio y Centro de Congresos y 33 espacios destinados a la celebración de exposiciones y certámenes

El Patrimonio Histórico-Artístico

De la dilatada historia de esta región se conserva un amplio patrimonio artístico. Junto a diez conjuntos histórico-artísticos, hay que destacar otros monumentos, como los restos prehistóricos del Dolmen de Bagil y las Pinturas de la Cueva de los Monigotes en Calasparra, a orillas del río Segura. En Cartagena se conservan numerosos vestigios de la época romana, calzadas, edificios públicos y un magnífico teatro.

De los primeros albores del cristianismo quedan restos de una Basílica paleo-cristiana en Algezares y las ruinas de la Ciudad romano-visigoda de Begastri.
La presencia islámica dejó huellas por todo la geografía murciana; de ellos tal vez el más interesante por su estado de conservación y los datos que aporta sobre esta cultura es el conjunto urbano de Medina Siyasa, localizado en Cieza.
La Murcia medieval-cristiana está representada en numerosos castillos, que jalonan el valle del Guadalentín y el noroeste murciano: la Torre Alfonsina en Lorca, la fortaleza que en Moratalla levantó la Orden de Santiago; el baluarte defensivo del pueblo serrano de Aledo
Durante el Renacimiento se erigieron multitud de edificios religiosos. Una muestra es la magnífica colegiata de San Patricio en Lorca o el artesonado mudéjar de la Santa de Totana. De esta época son interesantes las Torres Vigías repartidas a lo largo de la costa, construidas como defensa contra las incursiones de los piratas berberiscos
El esplendor de la edad barroca se muestra en obras civiles como el Almudí, antiguo "pósito de grano" y hoy centro de arte del Ayuntamiento de Murcia; o el malecón, muro de contención edificado para evitar las crecidas del río Segura. Entre las construcciones religiosas sobresalen el Monasterio de los Jerónimos, la barroca fachada en mármol rojo del Santuario de La Vera Cruz en Caravaca y el Palacio de Guevara, ubicado en Lorca.

La etapa neoclásica y modernista tiene su máximo exponente en el Casino de Murcia; en el excepcional conjunto de edificios repartidos por la ciudad de Cartagena, y en el bellísimo mercado modernista de La Unión.
La Catedral de Murcia merece un capítulo aparte. Los 600 años que duró su construcción ha originado una superposición de estilos arquitectónicos. Hay que destacar la su magnífica Torre que, con 92 metros de altura, es el símbolo más representativo de la ciudad.

Red de Museos

Las distintas manifestaciones artísticas están expuestas en la red de pinacotecas de la región, integrada por los museos arqueológicos de Murcia, Lorca, Jumilla, Calasparra, Caravaca, Yecla, Cehegín, Cieza y Mula. Este último reúne una de las mejores colecciones de arte ibérico de todo el país. En Cartagena, además, existe un Museo de Arqueología Marítima.

Otros aspectos de las tradiciones y manifestaciones culturales de esta comunidad se exponen en el Museo de Bellas Artes de Murcia, primera pinacoteca regional; en las colecciones de arte sacro de la Catedral de Murcia, Caravaca, Cehegín y Moratalla; el museo Naval situado en la ciudad portuaria de Cartagena; el Minero de La Unión; el etnológico de la Huerta, próximo a la capital; el museo del Vino "Juan Carcelén" en la población vitivinícola de Jumilla y los museos ubicados en la ciudad de Murcia dedicados al pintor Ramón Gaya, al magnífico escultor Salzillo y a la Ciencia.
La riqueza de la artesanía de esta comunidad, con más de 400 talleres, se puede contemplar visitando los Centros para la Artesanía de Murcia, Lorca y Cartagena, donde se exhiben piezas de los distintos oficios: cerámica en barro, objetos elaborados con esparto, alfombras, orfebrería, bordados y belenes.

Fiestas y folklore

Entre las actividades de difusión cultural de mayor proyección figuran el Festival de Cante de Las Minas, un certamen que reúne a los aficionados del cante flamenco en la localidad minera de La Unión; el Festival "Otras Músicas" celebrado durante el verano en la ciudad portuaria de Cartagena; el Festival Internacional de Teatro, Música y Danza de San Javier.
Además existe una amplia programación de espectáculos coincidiendo con las fiestas patronales de cada municipio y el período estival.
Destacan, por otra parte, dos concursos que abarcan distintas manifestaciones plásticas: Región de Murcia Joven" y la Bienal de Artes Plásticas

Semana Santa

De entre las numerosas fiestas, la Semana Santa es una de las más importantes y multitudinarias de la región. Esta época está marcada por las ruidosas tamboradas que durante varios días acompañan las celebraciones en Mula y Moratalla.

Fiestas de Primavera
El día del Bando de la Huerta miles de personas vistiendo el traje típico murciano acompañan a la gran cabalgata que recorre la ciudad. El colofón de estos festejos es el colorido Entierro de la Sardina, en el que se reparten cientos de juguetes desde enormes carrozas adornadas con alusiones a los dioses del Olimpo.

Fiestas de Mayo
Mayo es el mes de los suntuosos desfiles de moros y cristianos de Abanilla; de las escenas realizadas con muñecos de trapo, repartidas por las calles de Alhama con motivo de la celebración de los Mayos; y del multitudinario espectáculo de las Fiestas de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, que conmemora un hecho acaecido en el siglo XIII, donde son protagonistas lujosos caballos enjaezados con bordados de terciopelo y seda.

Celebraciones Estivales
El verano congrega un gran numero de festejos con las procesiones marineras de la Virgen del Carmen en varias localidades del litoral; la fiesta de la Vendimia en Jumilla que se inicia pisando las primeras uvas de la temporada. Es también el período de los festivales de teatro y música de San Javier, La Unión y Los Alcázares.

Romerías y Festejos Otoñales

Los desfiles de moros y cristianos y el Festival de Folklore del Mediterráneo que recibe grupos de todo el mundo en Murcia; inauguran el otoño en la capital, durante la Feria de Septiembre. Mientras, legiones de romanos y cartagineses se enfrentan en las calles de Cartagena, conmemorando la toma de la ciudad en el año 209 a.C. por las tropas romanas de Escipión.
Septiembre es también el mes de la Romería de la patrona de Murcia que congrega a una multitudinaria comitiva hasta el Santuario de la Fuensanta; la Romería de la Virgen de la Esperanza en Calasparra y las Fiestas en honor a San Clemente en Lorca, a las que seguirán en el mes de Octubre los desfiles de moros y cristianos en Santomera.

Por Navidad

Así se llega al final del año con las Fiestas de la Purísima en Yecla, entre el retumbar de las cargas de los arcabuces. Las Cuadrillas de ánimas y las campanas de auroros anuncian el inicio de la navidad con sus villancicos por los caminos de la huerta. Una tradición muy arraigada en las poblaciones de Aledo y Churra es la representación de autos sacramentales, interpretados por los vecinos de estas localidades el día de Reyes.

Música y bailes tradicionales

Las Cuadrillas
La palabra cuadrilla, identifica un colectivo reducido de personas agrupado para un fin específico. Hay cuadrillas de "segaores" y de albañiles al igual que de otras ocupaciones.

Los rituales
El repertorio de rituales cuadrilleros presenta cierta variedad dentro de un esquema que responde a un calendario habitual. Las cuadrillas viven intensamente los días vísperas de Navidad hasta el 6 de enero, incluso San Antón, aunque en la actualidad la actividad se prolonga durante todo el año.

Misas de Gozo y de Gallo
En algunos pueblos se celebran las nueve Misas de Gozo que simbolizan los nueve meses de gestación previos al nacimiento del Niño, en las cuales participa la cuadrilla. La Misa de Gallo es la última de todas ellas. El sacerdote se dispone a oficiar, lo cual es saludado por la cuadrilla con coplas preparadas a tal fin que son interpretadas en distintos momentos de la eucaristía.

La carrera
La cuadrilla se dispone a recorrer las calles del pueblo encabezada por su mayordomo. Tras llegar a la puerta de una casa el mayordomo llama a la puerta y pregunta "se canta o se reza"; sí hay luto, se reza, pero lo normal será cantar la primera "animera" en la puerta. Hecho esto el cabeza de familia da una cantidad de dinero o especie e invita a pasar a la cuadrilla al interior.
Una vez dentro, se les invita a licores y dulces caseros. Acto seguido la cuadrilla interpreta una serie de piezas, y tras un tiempo prudencial, siguen su recorrido hasta el siguiente hogar. Pero la actividad de una cuadrilla no se restringe sólo a estas fechas, sino que durante todo el año se celebran otros rituales:

Actividades de ocio

Destinos de Costa

Dos mares en una sola costa (el Mar Menor y el Mediterráneo), acantilados, playas, animados puertos y calas salvajes. Así es la Costa Cálida.
Desde el pueblo pesquero de Águilas hasta las dunas de la playa de El Mojón, en San Pedro del Pinatar, se extienden kilómetros y kilómetros de playas y calas solitarias. Hay además localidades pesqueras, como La Azohía o Cabo de Palos, puertos como el de Mazarrón, playas como las de Calblanque y Calnegre... y uno de los complejos turísticos más preciados del Mediterráneo: La Manga del Mar Menor.
Los amantes de los deportes náuticos pueden practicar vela, piragüismo, natación, esquí, motonáutica, flysurf, windsurf, catamarán, toda clase de actividades náuticas en los numerosos clubes, puertos y escuelas deportivas. La Estación Náutica del Mar Menor y los consorcios de Águilas y Mazarrón ofrecen la posibilidad de alquilar material y contratar cursos de vela.

Destinos de Ciudad

Fruto de su intensa tradición histórica, de la superposición de culturas, de su condición de tierra fronteriza y de paso entre la meseta y las tierras andaluzas, y de su naturaleza como enclave estratégico mediterráneo, la Región de Murcia alberga en su patrimonio un sinfín de testimonios del pasado.
Los numerosos vestigios y yacimientos arqueológicos hablan de pinturas rupestres en las cuevas, del periodo ibérico, del esplendor del Imperio Romano y de la precisión urbanística y del gusto por las manifestaciones teatrales, de ciudades visigodas, de medinas árabes, de castillos, de templos e iglesias de la cristiandad, de edificios civiles y militares...
Murcia, la capital de la Comunidad Autónoma, a orillas del Segura, Cartagena, ciudad portuaria volcada al Mediterráneo, Lorca, la Ciudad de los Cien Escudos, y Caravaca, la Ciudad Santa, son lugares interesantes por su historia y su cultura.

Destinos de Interior

El interior de la Región de Murcia invita a disfrutar de la naturaleza, del deporte y de la buena mesa. Son estas comarcas de montañas, de caza y bosques, de castillos, fortalezas, ermitas y conventos. Historias y viejas leyendas adornan esta región. Cada uno puede visitar yacimientos arqueológicos, conocer modos de vida tradicional y sentarse a la mesa para probar un guiso, unas migas, una carne, con una botella de buen vino de la zona, con Denominación de Origen.
Las actividades en el interior de Murcia son los descensos en canoa, las rutas de espeleología, la escalada, el senderismo, los paseos a caballo y en bicicleta. O también aprender a amasar pan, hacer dulces caseros, destilar esencias y licores, cortar miel o fabricar queso.

Gastronomía

Excelentes vegetales de la huerta, buena oferta de carnes y los preciados tesoros del mar, asimilando productos que dejaron los pueblos que durante siglos aquí se instalaron. Los romanos nos mostraron la forma de hacer conservas y salazones de pescado, los árabes, entre otros mil productos, nos aportaron el arroz, su cultivo y su forma de cocinarlo, y las especias, condimentos y plantas aromáticas.
Fuera de las fértiles vegas, se daban el trigo, el olivo y la vid, que es tanto como decir pan, aceite y vino: las tres columnas principales de la dieta mediterránea.
de Yecla, perdices escabechadas o arroz con conejo. Si es el tiempo, en Calasparra, arroz con caracoles.
Además, en la Región de Murcia se cultivan viñas y se crean vinos desde los tiempos de los romanos. Junto a los del Campo de Cartagena, destacan los de Ricote y, por supuesto las tres Denominaciones de Origen: Jumilla, Yecla y Bullas. Vinos blancos, tintos y rosados ricos en matices. Para todos los gustos, para todos los paladares.

Productos con Denominación de Origen: Arroz, quesos, pimentón y vinos.