Learn Spanish with Escuela Internacional
 

El Hornazo: la receta tradicional de Salamanca

El Hornazo salmantino

Un plato exquisito en cualquier época del año, aunque la tradición es de comerlo sólo después del Domingo de Resurrección, al terminar la Cuaresma,   el hornazo es el escogido para representar a la provincia salmantina en cualquier evento gastronómico que se produzca. En el hornazo se dan cita algunos de los productos típicos más representativos de la región, como el lomo de cerdo, el chorizo o el jamón. 

Dificultad:  Media
Tiempo de preparación: Algo más de dos horas                      

  Ingredientes:                                                                                      
- Medio kilo de harina
- 20 g de levadura         
- 1 chorizo cular

-
1 salchichón ibérico
- 100 g de jamón serrano en lonchas no muy finas
- 100 g de lomo de cerdo ibérico embuchado
- 2 huevos
- Azafrán (opcional)
- Agua
- Manteca
-
 Sal

- Preparamos la masa mezclando la levadura con media taza de agua templada y 1 taza de harina.
- Amasamos hasta hacer un bollo.
- Tapamos el bollo con un paño de algodón y lo dejamos en un lugar resguardado, sin corrientes de aire, hasta que doble su tamaño para que fermente.
- Una vez que la masa anterior está fermentada, en un recipiente grande o sobre una mesa de cocina mezclamos el resto de la harina con el azafrán y añadimos sal, formamos una circunferencia.
- Ablandamos un poco la manteca y la añadimos a la circunferencia.
- En el centro colocamos la masa fermentada que teníamos reservada.
- Amasamos todo, añadiendo poco a poco algo de agua templada, hasta obtener una masa elástica y suave que no se pegue a los dedos.
- Volvemos a tapar el resultado con un paño y esperamos a que doble su tamaño.
- Mientras tanto, cocemos 1 huevo, quitamos la piel del chorizo y el salchichón, los cortamos en rodajas y los pasamos un poco, muy poco, por la sartén. También pasamos un poco las lonchas de jamón.
- Cortamos el lomo embuchado en rodajas y las dividimos en dos partes para que no sean muy grandes.
- Doblado el tamaño de la masa, volvemos a amasarla durante un minuto.
- Cogemos la mitad de la masa, la extendemos en la bandeja del horno y colocamos sobre ella el chorizo, el salchichón, el jamón y el lomo.
- Cortamos el huevo cocido en rodajas y lo repartimos sobre lo anterior.
- Cubrimos todo con la mitad de la masa que no hemos utilizado. Para ello, extendemos la masa sobre la mesa de la cocina haciendo la forma que tenga la base, ponemos esta lámina sobre lo anterior y cerramos bien por los lados uniendo las dos partes de la masa.
- Dejamos de nuevo que aumente su tamaño en lugar resguardado, aproximadamente 1 hora. Con un tenedor picamos la parte de arriba para que salga el aire y no se formen ampollas.
- Mientras tanto, precalentamos el horno a temperatura media.
- Finalmente, pintamos la superficie superior de la masa con un huevo batido e introducimos todo en el horno durante , aproximadamente, media hora, hasta que se dore.
- Para saber si está cocido, se pincha con una aguja larga y si al sacar la aguja, en la punta no hay restos de masa, significa que está cocido.
- Esperaremos a que se enfríe antes de comerlo.