Learn Spanish with Escuela Internacional
 
El carnaval en España
 
El carnaval en España era originalmente un rito pagano, que se incorporó más tarde a las fiestas de la iglesia católica para celebrar el adiós a los excesos y para prepararse para el ayuno durante la Cuaresma. Estas fiestas tienen un significado especial en España, ya que estuvieron prohibidas en todo el país durante los 40 años, con la dictadura de Franco, aunque en ciertas partes de España había celebraciones clandestinas, como en Cádiz que se enmascaró la celebración bajo el nombre de “el festival local de Cádiz”,  y en otras partes se celebraban fiestas y bailes de disfraces en casas privadas. Al terminar la dictadura la celebración del carnaval volvió con todo su esplendor.
                  Carnaval de Tenerife

Las fechas del Carnaval en España dependen del calendario litúrgico, como en el resto del mundo, celebrándose generalmente durante el mes de febrero, cuarenta días antes de la Semana Santa. Aunque estas fiestas no son tan famosas a nivel internacional como las de Río de Janeiro, Venecia o New Orleans, durante la semana del carnaval todas las ciudades celebran fiestas populares con desfiles por las calles, disfraces, música y máscaras.

Entre las celebraciones del carnaval en España las más conocidas son las de Cádiz en la península, y en las Islas Canarias las de Santa Cruz de Tenerife y  Las Palmas de Gran Canaria. Cada una con una manera característica de celebrar esta larga fiesta que dura varios días.

Cádiz

La ciudad andaluza de Cádiz organiza estas fiestas que se han declarado de interés turístico internacional. Cada año, miles de españoles viajan a esta ciudad para disfrutar durante estos días de la música, del vino y de la diversión, mientras escuchan las murgas y las charangas de grupos locales que se ríen de los políticos y de los personajes importantes nacionales e internacionales, a la vez que representan los acontecimientos graciosos del año.

Lo más importante de las fiestas son los disfraces. Miles de personas de la ciudad y visitantes de otras ciudades se disfrazan y se ponen máscaras. La originalidad y la creatividad de los trajes individuales, y de los grupos de amigos vestidos igual, asombran al público. Cientos de miles de personas salen a las calles para ver los desfiles, para disfrutar de la música y de los atractivos escenarios elaborados a lo largo del año.  Los  grupos, con trajes multicolores, se suceden a lo largo de la avenida principal de la ciudad y los desfiles duran varias horas.

Se realizan concursos en los que los grupos vestidos igual  cantan divertidas canciones para que el público se ría. Cientos de grupos se preparan cada año para este momento, pero en Cádiz solamente cuatro grupos de cada tipo pasan a la gran final. Las principales especialidades son:

Coros. Es el más grande de los cuatro tipos de grupos, pueden tener hasta cuarenta y cinco personas. Los participantes se dividen en dos grupos, los que cantan y los que tocan un instrumento musical. Para la música utilizan guitarras, bandurrias, panderetas...  y cantan generalmente tangos, pasodobles y canciones populares para hacer reír.

Comparsas. Éstos son los más serios de las agrupaciones. Su especialidad son los pasodobles y se organizan en grupos de quince miembros. Las letras de las canciones son críticas y reivindicativas, con tendencia hacia un tono más emotivo y más poético en vez del tono de imitación y guasón de las chirigotas.

Chirigotas. Cómicas y mordaces,  son lo contrario de las comparsas. La risa está garantizada ya que sus doce miembros intentan caracterizar la realidad social hasta el punto de la exageración. Utilizan silbatos y otros instrumentos musicales simples como cajas y bombos, para crear un acompañamiento más ruidoso que musical. Cantan canciones y recitan poesías con un tono satírico y divertido.

Cuarteto. Esta agrupación es más moderna, en comparación con las anteriores. Está formada por tres, cuatro o cinco participantes, e incluyen en su repertorio la parodia, cuplés y popurrís (mezcla de canciones). Pasan de la  prosa al verso y se acompañan de silbatos o palos que hacen sonar de vez en cuando.

Ilegales. Son grupos informales de familiares o amigos que también están en los desfiles pero a su aire, ya que no quieren depender de horarios y prefieren divertirse en vez de participar formalmente en los concursos.

Tenerife

Los carnavales de Tenerife son los más populares de Europa. Allí hay cada año un tema establecido, siendo el año pasado el de los locos años 1920 y este el embrujo del lejano oriente. Durante 3 y una mitad de las semanas la ciudad pone su máscara para gozar de la celebración. Diversas etapas a través de la ciudad en donde los grupos interpretan canciones y danzas con los trajes elaborados. Los desfiles y el bailar en la calle destacaron por competencias numerosas y variadas del traje con el premio que iba al vestido más hermoso, más extravagante u original para los individuos o los grupos.

Las Palmas

El escenario principal, situado en el Parque de Santa Catalina, sorprende tanto por sus dimensiones como por su belleza y es una de las características más espectaculares de la fiesta. Con sus más de 1000 m² es el lugar adecuado para dar cobijo a los más pintorescos desfiles y concursos.

En Las Palmas de Gran Canaria las murgas son los protagonistas principales de los desfiles musicales y divierten a los espectadores con canciones llenas de sátira y crítica de los acontecimientos principales del año. Las comparsas animan la atmósfera del carnaval con sus ritmos coloridos y caribeños. Aquí  cada año también hay un tema concreto, el año pasado fue sobre El caribe y este año sobre El Rock & Roll. Lo más esperado de las fiestas es la elección de la reina del carnaval, las candidatas desfilan en medio de una impresionante escenografía, luciendo enormes vestidos de gran colorido hechos a base de lentejuelas, plumas, telas, plástico....  
 

El Carnaval de Pero Palo en Cáceres  /  Los Carnavales en E.I. Salamanca