Learn Spanish with Escuela Internacional
 

La feria de Málaga

Breve historia de la feria
La Feria de Málaga tiene su origen en la conmemoración de la incorporación de Málaga a la Corona de Castilla por los Reyes Católicos, Don Fernando y Doña Isabel, que entraron en la ciudad el día 19 de agosto de 1487, la reconquistaron y recuperaron para la ciudad la imagen de la Virgen de la Victoria. En un principio, el Ayuntamiento acordó que la conmemoración de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, empeñados entonces en la guerra de Granada, se hiciera una fiesta anual el día de Santa María, la virgen de agosto o de la Asunción, para conmemorar aquel hecho.
La primera fiesta se celebró el 15 de agosto de 1491 con una procesión. Al año siguiente se trasladó la celebración de la fiesta al día 19 de agosto, día de San Luis, habiéndose verificado el día anterior la ocupación de la Alcazaba y fortaleza de la ciudad. Aquel año (1492) hubo una procesión solemne, con asistencia de todos los malagueños y hubo una pequeña corrida con cuatro toros. Continuó celebrándose la fiesta cada año, consiguiendo cada vez mayor brillantez, y ya en el siglo XVII se tiraban cohetes y se montaban espectáculos de fuegos artificiales. Poco a poco se aumentó el número de toros en las corridas. En la procesión se llevaba el estandarte real con el que se ganó Málaga, y de la Catedral se dirigía la procesión hasta la iglesia de Santiago donde se celebraba la misa.
Con el tiempo, la festividad de San Luis fue quedando reducida a la misa y el sermón. Pero al llegar el año 1887, se retoma la fecha tradicional de la toma de Málaga por los cristianos y se instaura la procesión de la Virgen de la Victoria, la procesión de la entrada de los Reyes Católicos y su ejercito, exposiciones de plantas y flores, regatas, conciertos, corridas de toros, etc... Los toros desde un principio podemos ver que han sido una constante en la Feria de Málaga.

A lo largo de estos años, han ido desfilando por la Plaza de Toros malagueña (La Malagueta) los maestros más importantes de la tauromaquia.
Diferentes competiciones deportivas, prácticamente de todos los deportes, en mayor o menor grado, han tenido un lugar en el programa de ferias.

Entre otras actividades, ha habido, y hay en la actualidad, exposiciones artísticas de diferentes ramas o disciplinas dentro de la programación.

Como cierre de la Gran Feria del Sur de Europa, como es conocida internacionalmente la Feria de Málaga, tiene lugar una gran fiesta de clausura diferente a la moraga simbólica inicial en la que se suceden los espectáculos de artistas famosos junto a artistas folclóricos de la ciudad. Esta clausura es un excelente broche de oro con un gran espectáculo de fuegos artificiales que iluminan toda la ciudad al mismo tiempo que suena música clásica.
 

 

 


Historia de Málaga

Málaga fue fundada en el siglo V por los fenicios que se habían instalado en ella por su estratégico posicionamiento para el comercio.
En el siglo VI llegan los visigodos a la Península Ibérica y pueblan Málaga, dedicándose también al comercio pesquero. Cuando llegaron los árabes en el siglo VIII a la península, Málaga es el primer enclave en ser liberado del poder de Don Rodrigo.
La Málaga árabe, que durará hasta el siglo XV, fue administrativamente absorbida por el Reino Moro de Granada.
Tras la sagrada cruzada, iniciada por los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, en contra del moro invasor, Málaga fue anexionada a la Corona de Castilla; y así, en 1492, tras la caída de Granada, se constituyó el Reino de España.

Administrativa e históricamente Málaga siempre fue un "pueblo" de Granada hasta la reforma isabelina, por Isabel II, en el s. XIX, en que se dividió España en las provincias actuales.

En el siglo XVIII Málaga se transforma en una ciudad industrial productora de hierro. Familias de origen extranjero se instalan aquí y fundan fábricas de esta materia como Los Huelin que hasta crearán un barrio para sus obreros (el actual barrio de Huelin) o los Larios. Otra persona muy importante para el desarrollo de la ciudad fue Agustín Heredia.
En los años 60 del siglo XX Málaga empieza a erigirse como un importante centro turístico construyéndose los primeros hoteles de la posteriormente visitada y conocida Costa del Sol. Málaga ayudará a atraer a un turismo que busca playas y buen tiempo, a la vez que a promocionar toda su historia y su cultura.

Actualmente, Málaga es la quinta ciudad más importante de España por número de habitantes y por ser capital y centro principal y neurálgico del sector turístico. Lo cual no quiere decir que haya dejado de lado la conservación de su rico patrimonio ni una continua actualización cultural; un ejemplo de esta última sería la reciente inauguración del Museo Picasso de Málaga.

A mediados de agosto llega la feria y Málaga se convierte en una ciudad con mucha algarabía, donde ocurren multitud de momentos mágicos, llenos de alegría y de vida desde la mañana a la noche.
Málaga se vuelve más colorista y luminosa gracias a los típicos trajes y vestidos populares de Andalucía, a la decoración, a los complementos tradicionales que se venden en las calles y a la luz que desprenden todos los acontecimientos que son organizados para esta ocasión.

Cómo es y qué se puede hacer en la feria
En todos los rincones de la ciudad se bebe buen vino, se baila, se escucha música, una de las más populares es la de los verdiales, interpretados por grupos de hombres vestidos con su limpia camisa blanca y sus pantalones negros o grises, y reconocidos por llevar sombreros decorados con flores y cintas de colores tocando unas pequeñas guitarras.
Suele haber mucha competencia entre los diferentes grupos, lo cual ofrece a los que les ven la oportunidad de disfrutar más de la música. Además, desfilan por las calles los caballistas, todos los museos abren durante la feria y hay muchas exposiciones abiertas en el centro de la ciudad.
En el Real de la Feria, la feria que se vive fuera del centro de la ciudad en el Cortijo de Torres, la gente puede divertirse también en las atracciones y en cientos de casetas de distintas asociaciones culturales, instituciones, organizaciones políticas y sociales o en las formadas por amigos o familias que invitan a la gente a beber el buen vino de los montes y a comer jamón serrano y pescaíto frito. Normalmente es más recomendable acudir al Real de la Feria por la noche ya que el calor ha cesado. La fiesta aquí dura hasta casi el amanecer, momento para ir a tomar algo caliente y a descansar unas cuantas horas para poder estar en forma y reincorporarse al mediodía a la feria del centro.
Se trata pues de una feria que se vive, a diferencia de todas las demás ferias de Andalucía, y esta es otra de sus peculiaridades, en dos escenarios diferentes: el centro de la ciudad y el Real de la Feria, especialmente acondicionado para albergar las casetas y las atracciones de todo tipo que allí se dan cita.

La feria del caballo
El origen de la feria del caballo en Málaga se remonta al año 1910. En sus inicios los organizadores de la celebración buscaban elementos folclóricos locales y el caballo, el caballista o el enganche fueron los elementos elegidos para representar la importante cultura y folclore de Málaga.
La feria de Málaga se considera el acontecimiento más importante para celebrar esta feria con el paseo de enganches y caballos que actualmente se celebra en el Real (feria donde hay casetas y atracciones) y con el prestigioso Concurso de Enganches ‘Ciudad de Málaga’

La feria del centro de Málaga tiene su origen gracias a los caballos. Después de hacer una romería para ofrecer flores a la Virgen de la Victoria (patrona de la ciudad) los caballistas se acostumbraron a pasear con sus caballos por el centro de la ciudad al mismo tiempo que bebían y comían en los bares, bailaban y cantaban.

Con los años el paseo de caballos se ha trasladado al Real pues hay más espacio para realizar el desfile y hay menos peligro de accidente para las personas que acuden a la feria.
El primer domingo de feria comienza el paseo de enganches y caballos que se repite todos los días con el mismo itinerario a partir de las doce. Este paseo junto a la exhibición de enganches que se celebra en la plaza de toros de la Malagueta son acontecimientos muy esperados dentro del marco de la feria de Málaga.

La feria de Málaga desde el punto de vista de un malagueño
Son las fiestas más importantes de la ciudad, de gran proyección nacional e internacional, y en las que participan todos los sectores ciudadanos.
Debido a su envergadura, a la importancia del acontecimiento y al hecho de ser un evento cultural que potencia la imagen de Málaga, se implica en ella toda la corporación municipal. A ciudadanos y autoridades les mueve un único deseo: que malagueños y visitantes disfruten al máximo de la Feria de Málaga.

La Feria de Málaga 2004 dará comienzo el viernes 13 de agosto con el famoso pregón que inaugura los festejos. Todos los malagueños se concentran enfrente del Ayuntamiento sobre las 23:45 de la noche para escuchar el pregón de algún personaje importante para nuestra ciudad. Este año el pregón estará a cargo de Julio Iglesias, ligado a la ciudad de Málaga y sus provincia desde hace muchísimos años.

Justo después comienza un espectáculo de pirotecnia y música digno de ver. Las luces y los cohetes bailan al ritmo de la música. Lo mejor de todo es poder estar situado en un lugar alto como el camino que lleva al Castillo de Gibralfaro. No hay nada más mágico que combinar la vista del Castillo, las luces del espectáculo de pirotecnia, la música y el reflejo en el mar de los cohetes.

Después de los fuegos y para seguir con la música, dependiendo de las preferencias de cada uno, podemos elegir entre los siguientes espectáculos:

1º - Concierto de Carlos Baute en el Paseo del Parque
2º - Noche Flamenca en el Parte (Recinto Eduardo Ocón)
3º - Fiesta malagueña de verdiales (Escenario en el Paseo del Parque)

La feria de Málaga se compone de dos partes fundamentales: La Feria de Día y la Feria de Noche.

Los mejores sitios para disfrutar de la feria dependen sobre todo de lo que busque cada persona. La feria de Málaga es tan polifacética y variada que hay lugar para todo y para todos.
 

Feria de día
Los jóvenes suelen ir al centro de Málaga de día, para bailar al ritmo de la música que hay por las calles. Los bares y discopubs sacan a la calle sus barras y altavoces para que la gente baile y se divierta a sus puertas.
La hora más apropiada es desde las 14:00 hasta las 18:00 (hora a la que cortan la música). Después se van a casa a descansar un poco y reponer fuerzas para ir al Real de la Feria por la noche.

Pero en el centro también hay fiestas de verdiales por las calles, fiestas flamencas, etc...

Los no tan jóvenes también van al centro de la ciudad, pero es más común que acudan al Real directamente durante el día. Las casetas no cierran y suelen preparar comida típica malagueña y todo el mundo puede comer platos variados. Desde “sopas perotas” típicas de Álora, hasta “Porra Antequerana”, todo regado con un buen vaso de “Cartojal” el vino más vendido en la feria. Es un vino típico de Málaga, hecho con uva moscatel, dulce, y que se sirve muy frío para paliar el calor de agosto. Pero debemos tener mucho cuidado y controlar no beber mucho Cartojal porque entra muy fresquito, pero también se sube muy rápido, y el día es muy largo.

También hay música en el Real durante el día, donde puedes bailar malagueñas, sevillanas, y todo tipo de música. Es donde más se vive la feria. Prácticamente todas las mujeres se visten con trajes típicos de flamenca y los hombres montan a caballo en su traje cordobés.

Además, el ayuntamiento, para amainar el calor durante el día, ha instalado aspersores de agua con olor a jazmín para refrescar el ambiente de las calles y el Real.

Feria de noche
Por la noche en el Real hay muchos conciertos, y dependiendo del tipo de caseta, los conciertos son de un estilo musical u otro.

- Auditorio Municipal: Invitan a los artistas de más nombre como Isabel Pantoja, Rosa, etc.
- Caseta Municipal del Flamenco y la Copla
- Caseta Municipal Infantil: Donde los niños son los protagonistas
- Caseta Municipal de la Juventud: Con grupos como Diez Negritos, etc.
- Caseta Municipal de Verdiales

Lo más característico del Real es que está dividido en dos partes, y la parte de la juventud está separada del resto. Esto se hizo así, no sólo por falta de espacio, sino también para darle un espacio a los jóvenes en el que pudieran divertirse sin romper con la “tranquilidad” del resto de malagueños que viven la feria desde otro punto de vista.


FERIAS 2006
Para más información sobre las Ferias de Málaga puede ver la web del ayuntamiento de la ciudad pinchando aquí

TOROS
No puede haber una feria sin un buen cartel taurino, y la Feria de Málaga no es menos.

Si quiere saber las corridas de toros que hay programadas para la feria puede pinchar aquí.