Learn Spanish with Escuela Internacional
 

Las fiestas de moros y cristianos

1. Las celebraciones de moros y cristianos
Durante cientos de años, España estuvo dominada bajo el control de los musulmanes, quienes se batían afanadamente por la conquista de nuevos territorios. Las batallas entre ambos bandos religiosos fueron múltiples y se desarrollaban a lo largo de todo el territorio peninsular.

En el Levante español, las fiestas de moros y cristianos se distinguen de las demás por su espectacularidad. Las fiestas más antiguas de esta variante levantina se localizan en un área geográfica muy concreta, que puede ser considerada como su zona nuclear y que se sitúa en el norte de la provincia de Alicante, concretamente en las comarcas de l'Alcoià, el Comtat y el Alto Vinalopó, y en algunas poblaciones de las comarcas limítrofes como Xixona, Mutxamel, Callosa d'en Sarrià, La Vila Joiosa, Petrer y Monforte del Cid, en la provincia de Alicante; Bocairent, Ontinyent y la Font de la Figuera, en la de Valencia; Caudete en la de Albacete y Caravaca de la Cruz en la de Murcia.

Las fiestas entre moros y cristianos poseen un gran contenido cultural, ya que conmemoran un hecho histórico de gran importancia en nuestro país.

 

2. Orígenes de la fiesta
Su origen hunde las raíces en la Edad Media, cuando se hicieron enormemente populares en los siglos XVI y XVII en sus más diversas variantes comedias, autos sacramentales o espectáculos de moros y cristianos. Por otra parte, en el siglo XIX comienza a surgir y a desarrollarse la fiesta levantina, cuya característica esencial es la arcabucería, los desfiles y las entradas.

La arcabucería se refiere a la utilización de pólvora o fuegos artificiales con el único fin de amenizar el espectáculo con ruido. La pólvora se convierte así en todo un ritual que, en la comunidad valenciana representa un gran homenaje a amigos e invitados.

 

3. Poblaciones con fiestas recomendadas.

Alcoy: Fiesta de San Jorge.
Una de las fiestas más populares en el levante español es la que tiene lugar en Alcoy, en la provincia Valenciana. Alcoy fue conquistada a los árabes a mediados del siglo XIII por Jaime I y anexionada al Reino de Valencia.

El día 23 de Abril de 1276 los moros, con su cabecilla Al-Azraq al frente, se preparaban para el asedio a la villa. Durante el ataque apareció un caballero sobre las almenas del castillo en un blanco corcel y una cruz en el pecho causando grandes bajas en el bando de la media luna, el musulmán, ya que el bando cristiano estaba representado por la cruz.

Los musulmanes lo identificaron con Walí y los cristianos con San Jorge. A partir de aquel día, los alcoyanos nombraron patrono a San Jorge y juraron celebrar todos los años una fiesta en su honor.

Orce – Granada: Fiesta a San Antonio y San Sebastián.
Esta fiesta se celebra del 16 al 20 de enero. También conocidas como “La Soldadesca”, dedican las dos primeras jornadas a San Antón, las dos últimas a San Sebastián, siendo el día denominado como “Zorita” la jornada central.

El día 16 empieza la fiesta cuando soldados, danzantes, cascaborra y pajes se dirigen a la ermita a recoger a San Antón. Tras las oportunas reverencias y danzas la imagen es conducida en procesión hasta la iglesia. De noche, durante todas las fiestas, grupos locales amenizan la verbena. Al día siguiente, festividad de San Sebastián, los soldados anuncian la misa en su honor. Tras ella una gran comida de hermandad dará paso a otros actos festivos.

En el día de “Zorita” una gran comitiva devuelve a San Antón a su ermita, después llega el momento gastronómico donde grandes cazuelas de migas hacen las delicias de los asistentes. Durante los cinco días de fiesta, el santo da una vuelta alrededor del pueblo. Le acompañan las tropas cristianas en una gran procesión. A continuación las tropas moras representan el asalto a los cristianos, pero finalmente los cristianos recuperan el santo e invitan a los moros a integrarse en la fiesta.

Por último, el santo regresa a su ermita de donde no saldrá hasta el año siguiente. Por supuesto todos los asistentes van provistos de sus respectivos disfraces.

Forcall – Castellón: Fiesta a San Antón.
Esta villa celebra su fiesta el 17 de enero. Según la tradición, el protagonista aquí es el fuego, dado que la fiesta consiste en una descomunal hoguera en el centro de Forcall. Las botargas, singulares personajes ataviados de diferentes formas, invaden las calles de esta localidad castellonense bailando al son de dulzainas y tamboriles. Éstos tienen diferentes nombres como “Dimonits”, “Sants” o “Cremallers”. Dichos personajes representan escenas improvisadas en diferentes lugares del pueblo, cada año resultan diferentes tanto las escenas como los escenarios. Es muy tradicional que durante la representación los habitantes de Forcall ofrezcan vino y pastas para combatir el intenso frío de la noche levantina.