Learn Spanish with Escuela Internacional
 

La fiesta de San Juan de Sahagún en Salamanca

El 12 de Junio es un día de fiesta local tanto en Sahagún, villa en la que nació San Juan en la provincia de León, como en Salamanca, siendo éste patrón de ambas ciudades. En ellas desempeñó San Juan un papel de vital importancia, pues ambos lugares fueron testigos de sus milagros y de su inestimable servicio y dedicación a los más necesitados de la sociedad. Por tanto, en la localidad de Sahagún se celebran corridas de toros, encierros de novillos, verbenas, actuaciones y conciertos. De la misma manera en la ciudad salmantina se organiza la obligada corrida de toros en estas fechas y se puede disfrutar de los fuegos artificiales que cada año en esta noche del 12 de Junio iluminan el cielo de Salamanca muy cerca del río Tormes. Además en esta época suele instalarse en la ciudad el mercado barroco en el que se pueden comprar toda clase de productos típicos y artesanales de la región.

San Juan de Sahagún ( 1430-1479)
San Juan de Sahagún fue un reconocido predicador nacido en Sahagún, ciudad que lleva su nombre, en el año 1430. Protagonista de numerosas anécdotas y milagros, su propio nacimiento, resultado del ayuno y la ferviente oración de unos padres que no podían tener hijos, fue un hecho insólito. Se educó con los monjes benedictinos y más tarde se hizo sacerdote, estudió cuatro años en Salamanca donde se especializó en teología. Fue haciéndose cada vez más popular en esta ciudad a partir de un sermón que pronunció en honor a San Esteban. Era un hombre amable, dedicado a la oración, al estudio de las sagradas escrituras y a socorrer a los más indefensos. Al contraer una grave enfermedad le hizo una promesa a Dios: Si sanaba, transformaría su vida y se convertiría en un ferviente religioso. Su plegaria fue escuchada y entró a formar parte de los religiosos Agustinos. Sus sermones transformaron vidas. El 12 de Junio es el día que dedica la ciudad de Salamanca en honor al santo y en el que se festejan su vida y milagros.

Anécdotas y milagros de San juan de Sahagún
Su vida está plagada de anécdotas que ponen de relieve su condición de hombre Santo y ejemplar. De novicio tuvo que hacer los trabajos más duros mostrando siempre una actitud humilde y servicial. Pero con los años su papel adquirió gran importancia. Se dice que, en su afán de ayudar a los pobres, se pasaba el día de acá para allá y hasta se olvidaba de comer. Lo más destacado de su paso por la capital salmantina fue la cantidad de milagros de los que fue protagonista. Uno de sus milagros fue que con una escasa cantidad de vino fue sirviendo a muchos comensales y aún le sobró. Uno de sus más famosos milagros ocurrió cuando un niño se cayó en un pozo muy profundo y ante la sorpresa de todos logró sacarlo alargándole una correa muy corta. Terminó su vida haciendo una profecía que sería su último milagro, Salamanca estaba pasando por un verano de dura sequía y San Juan anunció que las lluvias llegarían tras su muerte. Poco tiempo después de fallecer comenzó a llover abundantemente sobre las piedras de la dorada ciudad de Salamanca.

Otras fiestas destacadas de la ciudad de Salamanca
El Corpus Christi es también una reconocida fiesta que se celebra en diferentes localidades próximas a la ciudad de Salamanca. Esta fiesta está considera de interés turístico nacional.

La Fiesta de la Virgen de la Vega es otra celebración importante que tiene lugar el 8 de septiembre y en la que se inician las Ferias de Salamanca. La imagen de la Virgen está colocada en el centro del altar principal de la Catedral Vieja

Visita a Salamanca: Monumentos y compras típicas
Cuando visitamos Salamanca tenemos que hacer un recorrido obligado para disfrutar de los monumentos más significativos de la ciudad. Entre ellos se encuentra La Casa de las Conchas, con la fachada decorada con cientos de conchas de vieira; de autor desconocido, fue terminada en 1512 y su estilo es gótico. Fue en principio el palacio de un noble llamado D. Rodrigo de Arias Maldonado y actualmente es la biblioteca municipal de Salamanca. La Catedral Vieja es una de las joyas arquitectónicas de la ciudad. Se terminó hacia 1289, las obras duraron en total 150 años. Es de estilo románico y desde el patio chico puede verse uno de sus más bellos atributos, la torre del gallo del más puro estilo románico salmantino. La Catedral Nueva se comenzó a construir en 1513 por Juan Gil de Hontañón y se terminó en 1733. Su construcción duró 220 años. Es una de las últimas catedrales europeas de estilo gótico. La Plaza Mayor fue diseñada por el arquitecto D. Alberto Churriguera y se empezó a edificar en 1729 pero en su construcción colaboraron tres arquitectos más. Las obras se concluyeron en 1755. Es de estilo barroco y cuenta con 88 arcos de medio punto entre los cuales se encuentran intercalados medallones esculpidos con bustos de reyes y otras personalidades importantes de diferentes épocas. La Universidad de Salamanca se construyó entre 1415 y 1433. Su fachada plateresca en la que se encuentra esculpida la famosa rana sobre la calavera, es de autor desconocido y fue terminada en 1529. Dando un paseo por sus aulas es fácil imaginar el ambiente estudiantil de la época.

Compras típicas en Salamanca
El visitante que venga a la ciudad durante las fiestas de San Juan y quiera llevarse a casa algún recuerdo típico de Salamanca podrá encontrar gran variedad de ellos en cualquiera de los comercios que encontrará por todo el casco antiguo. Entre los más solicitados están, por ejemplo, las figuritas de la citada rana de la fachada de la Universidad, que acompañan y decoran toda clase de artículos de regalo como lápices, ceniceros, llaveros etc. También pueden encontrarse camisetas y sudaderas con el escudo de la universidad y numerosos adornos con el tradicional botón charro sobre todo en joyería: pendientes, pulseras, alfileres de corbatas... En artesanía son típicos los joyeros y los trabajos en filigrana de plata ahumada que también adornan los trajes típicos charros.

Las especialidades gastronómicas de la región como los embutidos ibéricos o el dulce bollo maimón son muy demandadas por los turistas. El jamón de Guijuelo es reconocido por su excelente calidad. El hornazo es considerado otro bocado exquisito que podemos llevarnos como recuerdo, es una empanada rellena con diferentes tipos de carne: jamón, chorizo, magro de cerdo, huevo cocido... Es muy popular y puede adquirirse en cualquier establecimiento durante todo el año aunque el día en que se toma tradicionalmente es el lunes de aguas.