Página Principal | Contactar | Enlaces | FAQ  


EL SIGLO XX (I) [GENERACIÓN DEL 27]
La poesía de la Generación del 27

1. La Generación del 27

Esta nueva generación de poetas está formada por un grupo de amigos con edades próximas y que sentían gran atracción hacia la poesía de Góngora y una gran admiración hacia Bécquer. Se caracterizarán por un equilibrio entre la Vanguardia (el conjunto de movimientos literarios que sí rompen con la literatura anterior) y la tradición, entre lo culto y lo popular, entre los influjos extranjeros y las raíces nacionales. Serán conocidos como “Generación del 27” por reunirse este año de 1927 en el Ateneo de Sevilla para homenajear a Góngora en el tercer centenario de su muerte. Como grupo, compartirán una serie de rasgos comunes:
– Nacen todos en un periodo menor a 15 años (1891 el mayor y 1905 el más joven)
– Tienen una formación intelectual semejante (paso por la Residencia de Estudiantes)
– Comparten amistad duradera y acontecimiento generacional (el homenaje a Góngora)
– No poseen un líder espiritual (aunque tendrán a J. R. Jiménez como gran influencia)
– No se alzan contra nada (integran lo nuevo y lo tradicional, no rechazan lo anterior)
– No tienen un único estilo (pero sí un deseo de renovar el lenguaje y la poesía)
– Muchos se dedicarán a la docencia y la investigación
– Uso recurrente de la metáfora (a imitación de Góngora)

1.2. Etapas

Lázaro Carreter divide la trayectoria poética de la Generación del 27 en tres etapas:
– Iniciación: entre 1920 y 1927, etapa de “deshumanización” de la poesía, de búsqueda de la perfección formal, con influjo de Góngora, Bécquer y sobre todo J. R. Jiménez.
– Madurez: entre 1928 y 1936, etapa de “rehumanización” de la poesía, del surrealismo (uso del inconsciente, de los sueños), del compromiso, con influjo de Pablo Neruda.
– Disgregación: a partir de 1936, etapa de angustia, tras el esplendor de la etapa anterior el grupo se rompe con la Guerra Civil.

2. Principales poetas

Aunque cultivan distintos géneros literarios, sentirán predilección por la poesía. Los principales poetas de la Generación del 27 son:

2.1. Los poetas populares: Rafael Alberti y Federico García Lorca

ALBERTI:


Andaluz de origen y sentimiento, se traslada muy joven a Madrid en busca de la vida intelectual y artística de la época; pronto su obra se adscribirá a la tendencia neopopularista, que entronca con la tradición literaria española, si bien más adelante optará por un mayor rigurosismo formal y un creciente compromiso social. Sus principales etapas poéticas son:
• Lírica popular (1924-1927), con Marinero en tierra, El alba del alhelí
• Vanguardismo (1927-1929), con Cal y canto
• Surrealismo (1929-1930) con Sobre los ángeles
• Poesía social (1930-1938), con Elegía cívica, El poeta en la calle
• Poesía en el exilio (1938-1977), con Retornos de lo vivo lejano, Oda marítima

LORCA:

Rodeado desde su infancia por el folclore de su tierra andaluza, un motivo recurrente en su poesía será ese mundo andaluz y su idiosincrasia popular. Se pueden apreciar distintas etapas en su producción poética:
• Popularista, con Canciones, Romancero gitano, Llanto por I. Sánchez Mejías y Poema del cante jondo
• Surrealismo, con Poeta en Nueva York
• Última etapa “de amor y muerte”, con El diván del Tamarit y Sonetos del amor oscuro

2.2. Los poetas profesores: Pedro Salinas y Jorge Guillén

SALINAS:

Es la voz que intensifica la vivificación del mundo, pues el hombre afronta un mundo incompleto que reclama perfección: la poesía de Salinas será la ventura del alma en ese mundo. Se distinguen tres etapas en su obra:
• Poesía pura, influenciado por J. R. Jiménez y A. Machado, con Presagios, Seguro azar y Fábula y signo
• Poesía del amor, fuerza motriz de toda creación, con La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento
• Poesía de la verdad poética, que es hallada, con El contemplado

GUILLÉN:

Su eje central será la búsqueda de la poesía pura. Su obra supone una respuesta posible del hombre del siglo XX a su vida y su mundo. Denominó su corpus poético con el nombre de Aire nuestro, dividido en tres obras según respectivas etapas:
• Mundo creado, fe en la vida: Cántico, búsqueda de la perfección formal deteniendo el tiempo
• Caída, caos y posible esperanza: Clamor, agonía personal que se debate entre pasado y futuro
• Luz de la poesía, caridad: Homenaje, se da la “obra total”, acabada y cerrada.

2.3. Los poetas románticos: Vicente Aleixandre y Luis Cernuda

ALEIXANDRE:


Su proyecto poético constará de un entendimiento de la poesía como clarividente fusión del hombre con lo creado, esto es, la idea de poesía como “conocimiento”; aprovechando para ello mejor que nadie lo que eligió del surrealismo, con un óptimo manejo del símbolo (sobre todo en su primera época). Su obra suele dividirse en tres etapas:
• Visión pesimista del hombre: con Ámbito, Espadas como labios, La destrucción o el amor, Sombras del paraíso
• Visión poética historicista: con En un vasto dominio
• Añoranza de la juventud y sus posibilidades: Poemas de la consumación

CERNUDA:

Paradigma de su generación, transitará por todas las vertientes poéticas, como la poesía pura, el surrealismo o el dolor de la expatriación. Su obra, con el tema central del amor (del que brotarán todos los demás) y recogida en un volumen titulado como La realidad y el deseo, a modo de biografía espiritual (con todas las edades excepto la infancia, que es como un “mundo perdido”), tiene las siguientes fases:
• Búsqueda de la poesía pura, con Perfil del aire, Égloga, elegía y oda
• Juego con el surrealismo (imágenes visionarias), con Un río, un amor, Los placeres prohibidos
• Etapa óptima, la mejor representación de su lírica, con su obra magna Donde habite el olvido
• Etapa del exilio, tema de España, con La desolación de la quimera

2.4. Los poetas críticos literarios: Dámaso Alonso y Gerardo Diego

ALONSO

Su obra más sobresaliente se dará en la crítica literaria (sobre todo en la exégesis e interpretación de Góngora), pero también tiene su propia obra lírica, que es no obstante muy heterogénea. Su obra tendrá dos etapas diferenciadas, con un largo paréntesis de 23 años que sugiere que la primera poesía temprana sea incidental y no plenamente desarrollada, viniendo su importancia como poeta de sus obras posteriores, no suscitada por sus actos como miembro de la Generación del 27, pero con temas y técnicas que tendrán relación entre ambas épocas:
• Primeros poemas, de poesía pura (formal y rigurosa), con Poemas puros, poemillas de la ciudad
• Poesía posterior, escrita por la conmoción de la guerra, con Hijos de la ira, Oscura noticia

DIEGO

Su poesía será rica y variada, con un movimiento pendular entre “poesía relativa” (se apoya en la realidad) y “poesía absoluta” (se nutre de sí misma), y con sucesión de versos tradicionales y versos raros, nuevos y diversos. Se puede dividir su obra en tres etapas:
• Obra de juventud, anuncia la profundidad del maestro en su madurez, con Versos humanos
• Vanguardista (creacionismo y cubismo), tradición y experimentación, con Imagen y Manual de espumas
• Obra de madurez, la palabra humana integral del poeta, con Alondra de verdad

Ediciones

• Antología de la poesía española del siglo XX, v. I: 1900-1939, Madrid, Castalia (edición de J. P. Ayuso).
• Antología de la poesía española contemporánea, Salvat (edición de Enrique Moreno Báez).