Página Principal | Contactar | Enlaces | FAQ  


EL SIGLO XX (I) [GENERACIÓN DEL 27]
Lorca

1. Reseña biográfica

Federico García Lorca (1898-1936), el poeta más carismático de la Generación del 27 y también el más famoso de todo el siglo XX español, nació en Fuente Vaqueros (Granada), en el seno de una familia de posición económica desahogada. Estudió bachillerato y música en su ciudad natal y, entre 1919 y 1928, vivió en la Residencia de Estudiantes, de Madrid, centro importante de intercambios culturales donde se hizo amigo del pintor Salvador Dalí, el cineasta Luis Buñuel y el también poeta del 27 Rafael Alberti, entre otros, a quienes cautivó con sus múltiples talentos. Viajó a Nueva York y Cuba en 1929-30. Volvió a España y escribió obras teatrales que le hicieron muy famoso. Fue director del teatro universitario “La Barraca”, conferenciante, compositor de canciones y tuvo mucho éxito en Argentina y Uruguay, países a los que viajó en 1933-34. De vuelta en Granada, sus posiciones antifascistas y su fama le convirtieron en una víctima fatal de la Guerra Civil nada más comenzar, siendo fusilado en Víznar (Granada) el 19 de agosto de 1936.

2. Poesía

La fuerza del mundo poético que crea Lorca, uno de los más sólidos de la historia de la literatura española, procede de su maestría en el uso de la metáfora, no decorativa, sino significante y reveladora: avisa de una inminencia, de un algo misterioso que se prepara en lo que ha de venir inexorablemente, un poder único y sin rival al que está sometido el reino poético –luminoso y enigmático a la vez– de Lorca, la Muerte. Algunas de las imágenes más notorias de este mundo lorquiano son: la luna, símbolo de frustración, de muerte, pero también del erotismo, del intimismo, de la mujer, incluso del mundo libre primitivo; el sol, imagen del héroe guerrero, contrario a la noche y al amor que ésta trae; el agua, símbolo de bautismo, de pureza, pero algo maléfico si es agua estancada, y diferente la salada (el riesgo, la amenaza) de la dulce (la vida); la sangre, imagen de fertilidad, vida, sexualidad, pero también puede ser lo fatal, la muerte, el destino, el dolor; el caballo, símbolo de la vida, de la sexualidad, del hombre, y también mensajero mortal del hombre, anunciando la muerte; y los metales, símbolo de la muerte, de la finitud, algo ligado a la sangre.
Los principales temas tratados serán:
– La frustración, ligado a lo irremediable, el destino, también en sentido sexual, y referida al autoengaño
– El amor, vehículo de la frustración, impedido por fuerzas externas casi siempre, y da sentido al sexo
– La esterilidad, en el sentido de vida no satisfecha
– La muerte, unida al tiempo y al amor
– La libertad, como compromiso implícito, en contra de tabúes sociales, relación con opresión de la mujer

2.1. Obras

La obra poética de García Lorca se puede dividir en tres etapas:
• Etapa popularista, con obras donde une la tradición clásica y la tradición popular española como Libro de poemas (1921, con influencia de Bécquer, el Modernismo y Juan Ramón Jiménez) o Canciones (1927, con influencia de los antiguos cancioneros, con versos de metros cortos y repeticiones de estribillos, complementados con alusiones y giros populares), y obras donde une la tradición y la fantasía como Romancero gitano (1928, influenciado por el romancero clásico), Poema del cante jondo (1931, con mezcla de tradición y Vanguardia) y Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935, elegía a su amigo torero, con influencia de la lírica cancioneril, especialmente de Jorge Manrique y sus Coplas).
• Etapa del surrealismo, con Poeta en Nueva York (1929-1931, escrito a raíz de su viaje a esa ciudad, con estructura dialéctica entre naturaleza y civilización, elementos significantes como la luz, la lluvia o los niños, sometidos a un proceso de violencia y desnaturalización, con un estilo de gran riqueza, de confusión, con sustitución extrema de símbolos lingüísticos, algo típico del surrealismo), donde ofrece una imagen deshumanizada de la sociedad, con una ruptura de la lógica ordenadora del lenguaje que refleja lo absurdo del mundo, liberando los controles de la mente para refugiarse de la angustia que esta visión produce.
• Última etapa “de Amor y Muerte”, con obras como El diván del Tamarit (1936) y Sonetos del amor oscuro (1936), donde se aunarán el surrealismo y la tradición, con alusión a un amor genérico que abarca ambos sexos, y la muerte, que será el único y verdadero fruto del amor.

3. Teatro

En la primera mitad del siglo XX tendremos dos formas totalmente diferentes de entender el teatro: por un lado habrá una concepción comercial del teatro como “espectáculo”, de corte más conservador, con autores como Jacinto Benavente, Carlos Arniches, Pedro Muñoz Seca o los hermanos Álvarez Quintero; y por otro lado, habrá un intento de renovación, con un teatro mucho más “innovador”, con Ramón María del Valle-Inclán y Federico García Lorca como sus máximos exponentes.

3.1 Obras

La obra teatral de Lorca se suele agrupar en tres grupos:
• Teatro de títeres y primeras obras, con farsas como El maleficio de la mariposa (1919, farsa simbolista), Mariana Pineda (en verso, sobre la heroína liberal granadina), Tragicomedia de Don Cristóbal y la Señá Rosita y El retablillo de Don Cristóbal (1923 y 1934, farsas para títeres), y La zapatera prodigiosa y Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín (1930-1934 y 1931, farsas para personas, con el tópico del viejo y la niña).
• Teatro vanguardista, con las “Comedias imposibles” El público (1933, con crítica ala homofobia) y Así que pasen cinco años (1930, con temas existenciales), teatro hermético, de símbolos e imágenes de raíz surrealista, fruto del experimentalismo vanguardista.
• Las tragedias, sus obras más celebradas, de protagonista femenino y final trágico, con Bodas de sangre (1933, con la huida de la novia el día de la boda con su verdadero amante), Yerma (1934, sobre la esterilidad y la frustración) y La casa de Bernarda Alba (1936, sobre la represión moral frente al deseo de libertad). Algunos críticos también incluyen en este grupo la obra Doña Rosita la soltera (1935, ambientada en Granada, sobre la espera inútil del amor).

Ediciones

• Antología de la poesía española del siglo XX, v. I: 1900-1939, Madrid, Castalia (edición de J. P. Ayuso).
• García Lorca, Poema del Cante Jondo; Romancero gitano, Madrid, Cátedra (edición de A. Josephs y J. Caballero).
• García Lorca, Poeta en Nueva York, Madrid, Cátedra (edición de Mª. C. Millán).
• García Lorca, Bodas de sangre, Madrid, Castalia (edición de M. Cifo González).
• García Lorca, Yerma, Madrid, Castalia (edición de A. A. Gómez Yebra).
• García Lorca, La casa de Bernarda Alba, Madrid, Castalia (edición de M. García-Posada).