Learn Spanish with Escuela Internacional


ROSA REGÁS
La canción de Dorotea / Diario de una abuela de verano
Mª José Requena

OBJETIVOS

· Dar a conocer al alumno una de las autoras más importantes de la literatura española así como parte de su obra.
· Facilitar al alumno la comprensión del vocabulario relacionado con textos de Rosa Regás.
· Favorecer el desarrollo de la capacidad del alumno para analizar textos, para expresar sentimientos.
· Poner en contacto al alumno con la literatura española.
· Hacer que el alumno conozca la importancia de esta autora y su obra.

CONTENIDOS

· Información de Rosa Regás.
· Biografía de Rosa Regás.
· Fragmento de la novela La canción de Dorotea.
· Fragmento de la novela Diario de una abuela de verano.

METODOLOGÍA

· Para el ejercicio de Toma de Contacto los estudiantes ordenarán de forma cronológica las informaciones que aparecen en el cuadro(5’)

· Entrando en Materia:

· Ejercicio 1: Los alumnos leerán la biografía y buscarán sinónimos para las palabras propuestas, las cuales aparecen en el texto. El profesor hace precisiones y amplía la información (10’)
· Ejercicio 2: Los estudiantes leerán un texto en el que la escritora habla de sí misma; una vez leído escribirán cómo piensan que es la personalidad de la autora.(10’)
· Ejercicio 3: Los estudiantes leerán el fragmento de la obra La canción de Dorotea y dibujarán el retrato físico del personaje femenino que aparece en el texto
· Ejercicio 4: Los alumnos leerán el fragmento de la novela Diario de una abuela de verano y responderán a las cuestiones relacionadas con las relaciones familiares y las vacaciones de verano.(15’)
· En pocas palabras: Los alumnos contestarán a la cuestión que se les propone(5’)


I. TOMA DE CONTACTO

(Tiempo: 5 minutos)

1. Ordena cronológicamente los datos de la vida de Rosa Regás.

Datos biográficos
1. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona  
2. Fundó su propia editorial: La Gaya Ciencia  
3. Ganó el Premio Planeta  
4. Fue traductora de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra.  
5. Escribió la novela “La canción de Dorotea”  
6. Es directora de la Biblioteca Nacional de España  
7. Nació en Barcelona en 1933  
8.Trabajó en la editorial Seix Barral después de tener tres hijos y el título de la universidad  


II. ENTRANDO EN MATERIA


(Tiempo: 10 minutos)

2. Lee atentamente la biografía de Rosa Regás:

Escritora nacida en Barcelona en 1933 ha llevado toda una vida entre libros. Como autora comenzó tarde, pasada ya la cincuentena. Comprendió pronto que la literatura había de formar parte fundamental de su vida cuando a los 22 años, y ya con dos hijos, se matriculó furtivamente en Filosofía y Letras. Eso, en los ambientes de la burguesía católica en la que se movía por la época, no estaba bien visto. Pero con Rosa Regàs los convencionalismos se han estrellado sistemáticamente.

En Sangre de mi sangre (1998), un apasionado alegato a favor de la maternidad, describió, con una fuerte carga irónica, el momento en que decidió torcer su destino de madre de familia al uso. Fue mientras paseaba a sus bebés por un parque de Barcelona. Mientras uno lloraba sin consuelo y el otro retozaba en el barro, ella se juró, como nueva Scarlett O'Hara, que nunca la familia constituiría su dedicación exclusiva. Cinco años más tarde (1964), con tres hijos más y la licenciatura bajo el brazo, por sugerencia de Luis Goytisolo empezaba a trabajar en la editorial Seix y Barral. Allí encontraría al que en diversas ocasiones ha considerado como su auténtico maestro: Carles Barral.


En Azul (1994), título con el que ganó el premio Nadal, recreó hasta cierto punto el ambiente de la gauche divine de esa época, aunque la mayor parte de la novela está ambientada en Grecia. En 1970 abandonó Seix Barral y fundó su propia editorial, La Gaya Ciencia. Desde ella lanzó la exitosa colección ¿Qué es...? de divulgación política, creó la serie de literatura juvenil Moby Dick y editó varias obras de Juan Benet. Fundó también la revista Arquitecturas bis (1974), en la que participaron profesionales de altura como Oriol Bohigas, Óscar Tusquets o Rafael Moneo.



En la década de los ochenta, con los cinco hijos ya crecidos, Rosa Regàs dio un nuevo giro a su vida al entrar como traductora en la Organización Mundial de la Salud, en Ginebra. Precisamente la vida en esta ciudad propició su regreso a la literatura, ahora ya como autora: en 1987 publicó en un divertido ensayo sobre la severa capital calvinista. Ésa fue el detonador que hizo estallar su vocación de escritora largamente incubada. Cuatro años después aparecía su primera novela, Memoria de Almator (1991). De ahí a la exitosa Luna lunera ( 1999) y a la novela ganadora del Planeta 2001, La canción de Dorotea. Su última novela publicada es Diario de una abuela de verano (2004) donde cuenta su experiencia como abuela en las vacaciones de verano de sus nietos.

Busca sinónimos para las siguientes palabras que aparecen en el texto:

Se matriculó (matricularse) ....................................
Alegato ....................................
Retozaba (retozar) .....................................
Recreó (recrear) ...................................
Traductora ...................................

(Tiempo: 15 minutos)

3. Vamos a continuar conociendo a esta escritora catalana. En el siguiente texto, Rosa Regás escribe sobre sí misma, cómo se ve ella. Después de leerlo, expresa tu opinión sobre cómo es la personalidad de esta autora.

¿Quién soy yo? ¿Cómo soy? ¿Acaso no somos lo que los demás ven en nosotros, esa amalgama que arrastramos toda la vida sin saber nunca en qué consiste? Son los demás los que nos forman y nos conforman, los que sostienen nuestra imagen: con ellos vivimos y somos, y con ellos moriremos cuando mueran, o desapareceremos cuando su memoria se desvanezca o nos alcance su desprecio. Pero aún así, yo me niego a rendirme a la evidencia y quiero creer que sé quién soy y cómo soy.

Sé que soy pelirroja y mido un metro setenta, que tengo los ojos claros y la piel de lagartija, que jamás llevo anillos ni etiquetas, que me encantan los sombreros. Sé que me gusta beber y bailar y que mi expectación no tiene límites. Tampoco mi irritabilidad, tan intensa a veces como el temblor ante lo que amo. Sé defender una forma de vivir, de pensar y de ser pero no creo en los valores universales y eternos, ni en la moral natural, ni le veo el sentido a perder la vida por Dios, la patria o el deber u otras formas más modernas de dominar las conciencias. Pertenezco a la reserva de quienes sólo izarían banderas si estuvieran prohibidas, y sin embargo tengo la lágrima fácil y cualquier gesta intrascendente, cualquier estúpida heroicidad me hace llorar.

Me merecen respeto muy pocas personas, admiración bastantes y ternura la mayoría. Desprecio a los traidorzuelos, a los vanidosos, a los fatuos, a los dogmáticos. El mundo me desconcierta porque no sé qué puedo hacer por paliar tanta doblez y tanto dolor y porque cada vez queda menos espacio para la libertad. No me da miedo la oscuridad pero sí las multitudes. Detesto el acordeón y el doblaje; soy intransigente y vulnerable; me gustan el desierto y la selva, los canales y el mar, la lluvia y la sequía, el frío y el calor, la música de cámara, la ciudad, las sábanas de hilo, las moras negras y el arroz a banda. Me emocionan más los árboles que los gatos. Anhelo igualmente la fiesta y el silencio. Me enternecen los susurros y me abruman los lamentos. Arrastro como todos mi pasado y sé que el día de mañana ya es hoy. No recuerdo haberme aburrido jamás quizá porque busco en el exceso la solución a las causas imposibles. Y sólo quisiera volver a los veinte años para andar día noche en minifalda.

Yo pienso que Rosa Regás es.....

...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

(Tiempo: 10 minutos)


4. La última novela de Rosa Regás que ha ganado el Premio Planeta, uno de los más prestigiosos de literatura española, ha sido La canción de Dorotea. Relata la historia de una extraña mujer, Adelita, encargada de cuidar al padre de la protagonista, Dorotea. En el siguiente texto aparece la descripción de Adelita.



Se llamaba Adelita. Era una mujer tan baja que ni siquiera en las raras ocasiones en que se ponía zapatos de altos tacones, sobre los que se balanceaba incómoda aunque segura, levantaba del suelo más de un metro cincuenta. Sin embargo lo más peculiar de su figura era, sin lugar a dudas, la estructura de su cuerpo reducido. Reducido pero no débil. Era un cuerpo robusto, fuerte, de anchas espaldas, de cuello breve y sólido, pero de caderas estrechas en comparación con la magnificencia de sus hombros y de sus muslos recios y potentes. Los brazos, cortos y fornidos, disparados hacia el exterior por el tórax extremadamente vigoroso punteado por unos pechos leves que se perdían en él, remataban su aspecto de aborigen en proceso de extinción que por circunstancias inexplicables hubiera huido de un país lejano y primitivo. No era enana ni habría llamado la atención su estatura de no haber sido por la contundencia de ese ancho cuerpo, por esa coincidencia de medida entre la longitud y la anchura que la convertía en un ser tan singular.

¿Podrías dibujar a Adelita a partir de la información del texto? Venga, anímate e intenta hacer el mejor dibujo.

 

 

(Tiempo: 15 minutos)

5. A continuación vas a leer un fragmento de otra novela de Rosa Regás. Se trata de su última novela publicada Diario de una abuela de verano y la escritora cuenta en 1ª persona su experiencia como abuela durante las vacaciones de verano de sus nietos. Lee atentamente.

Ayer durante todo el día fueron llegando los niños, mis nietos, de dos en dos o de tres en tres, y los primos de los niños también y algún amigo. Unos besos y se van corriendo al campo que conocen como la palma de la mano a ver y reconocer cualquier cambio. Se acercan de nuevo cuando sus padres se van, impacientes por retomar las investigaciones y los juegos. Cuando ya va cayendo la tarde los oigo gritar y jugar y hasta pelearse, corriendo de un extremo a otro del campo como si llevaran en él un par de semanas. Se internan después en el bosque para construir una cabaña con hojas de palma recién cortadas y brezo y troncos, que los tendrá ocupados durante unos días y luego se derrumbará y poco a poco sucumbirá víctima de su olvido.


Ha comenzado el verano, el verdadero verano, y si miro hacia delante apenas le veo el final a este mes de niños con todo el jolgorio y la organización que ello supone. No me inquieta la cantidad de gente que hay ahora en la casa ni el orden que habrá de regirla porque confío en mi fiebre organizadora que me proporciona placer en sí misma, y sé que todo funcionará como funciona sobre el papel: en qué cama dormirá cada uno, el cajón donde dejará la ropa, el lugar bajo las moreras donde cenarán y comerán, la gente que vendrá a ayudar, el botiquín de urgencias, el campo de fútbol y la piscina redonda como una balsa del color del cobre.


Todo está previsto y a punto y en mi favor tengo la experiencia de otros veranos y a Mohamed que durante todo el año cuida del mantenimiento de la casa, del jardín y de los campos. Sin Mohamed el funcionamiento de la casa sería una tortura.

De hecho éste es el decimotercero verano de estas vacaciones de niños que mis hijos llaman, con cierta ironía, las "colonias de Llofriu". Comenzaron en una época en que yo viajaba sin descanso por el mundo, y se me ocurrió entonces que podría quedarme con los niños durante el mes de julio y así los vería y los disfrutaría. Y con el tiempo, a medida que fueran creciendo, echaría una mano a los padres que tendrían solucionado este mes impar entre la escuela y sus propias vacaciones en agosto. Un regalo anual, pensé entonces y sigo pensando ahora, que siempre será bienvenido, un regalo que no ocupa lugar y que da sentido a la casa durante todo el año.

Estábamos en 1990 y sólo había dos niños, María y Eduard, que acababan de nacer. Con el tiempo y a medida que fueron llegando los demás, los niños menores de dos años vienen acompañados de un adulto o una adulta, pero a partir de los tres hacen la vida con los niños mayores, aunque van siempre corriendo desaforados persiguiéndoles e imitándoles. Hoy son catorce, y los que vendrán este año tal vez sean más aún.

¿No será, me digo a veces, ese afán de poner la casa en movimiento una nostalgia que se esconde todavía en mi corazón, escapada de los años en que la casa, no ésta sino otra, estaba funcionando como tal a todas horas con niños que crecían, iban a la escuela, se hacían mayores, invitaban a sus amigos, un día y otro día, un mes y un año...?


¿Cómo describirías la relación de la abuela (Rosa Regás) con sus nietos?



Piensa ahora en tus vacaciones de verano. ¿Eran similares a las vacaciones de los niños del texto? ¿Visitabas a tus abuelos? ¿Qué hacías?


 

III. EN POCAS PALABRAS

(Tiempo: 5 minutos)

¿Crees que los escritores pueden vivir sólo de su literatura o necesitan dedicarse a más funciones, como es el caso de Rosa Regás que actualmente es directora de la Biblioteca Nacional de España? Razona tu respuesta


...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

...............................................................................................................................

..............................................................................................................................


SOLUCIONES PARA EL PROFESOR

1. Ordena cronológicamente los datos de la vida de Rosa Regás.

Datos biográficos
1. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona
2
2. Fundó su propia editorial: La Gaya Ciencia
4
3. Ganó el Premio Planeta
7
4. Fue traductora de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra.
5
5. Escribió la novela “La canción de Dorotea”
6
6. Es directora de la Biblioteca Nacional de España
8
7. Nació en Barcelona en 1933
1
8.Trabajó en la editorial Seix Barral después de tener tres hijos y el título de la universidad
3