Learn Spanish with Escuela Internacional
 
Terenci Moix


Biografía

Ramón Moix i Messeguer, conocido como Terenci Moix, nombre que adoptó del poeta latino Terencio, nació en Barcelona (España) el 5 de Enero de 1942 en plena posguerra. La vencida ciudad de Barcelona sucumbe ante la sordidez del nuevo régimen, la represión y la hipocresía moral. Su infancia y adolescencia quedan marcadas por la soledad, de ahí su continuo escapismo hacia otros mundos y hacia otras épocas durante toda su vida; su necesidad imperiosa de evasión lo llevan en aquella época a los cines de barrio. El cine será una de sus aficiones más preciadas a lo largo de su vida.

Moix cursó estudios de Comercio y recibió lecciones de taquigrafía, dibujo topográfico y arte dramático, tuvo varios oficios (dibujante de tebeos, rotulista, traductor, asesor literario) hasta que se dedicó a la escritura. Sus primeros trabajos los publicó en París, donde realizó actividades tan variadas como administrativo, vendedor de libros o asesor literario. Un viaje a París en 1962 será providencial para que se convierta en Terenci. El contraste entre un mundo libre, cosmopolita y en ebullición, y la España gris y cerrada del régimen franquista despierta en Terenci las ambiciones artísticas. Su obra, iniciada en los años 60, irrumpe con fuerza en un ambiente dominado por el realismo histórico de la narrativa española contemporánea.

En 1964 se trasladó a Londres y allí comenzó a escribir en inglés "La torre dels vicis capitales", y en castellano "El día en que murió Marilyn". De regreso a su tierra natal comenzó a colaborar en la editorial Destino y se dedicó a realizar traducciones de francés e inglés. Posteriormente, en Madrid trabajó en una agencia de noticias, y de nuevo en la Ciudad Condal colaboró en "Tele/estel", "Presencia", "Serra d'Or", "Cuadernos para el Diálogo", "Nuevo Fotogramas", etc. En 1968 obtuvo el premio Víctor Catalá por "La torre dels vicis capitals" y a partir de este momento la obra de Terenci Moix marca un hito en la literatura catalana contemporánea.

Apasionado por la geografía y la historia del antiguo Egipto, su fascinación por la mitología faraónica llevó al autor catalán a proclamar a los cuatro vientos una partida de nacimiento ficticia con sede en la ciudad de Alejandría y a escribir numerosas historias cuyos personajes vivían el amor y el desamor a orillas del Nilo (El sueño de Alejandría, La herida de la esfinge, El amargo don de la belleza, No digas que fue un sueño, El arpista ciego). De sus numerosa estancias en el país de las pirámides surgieron libros de viajes como Terenci del Nilo. A partir de los años setenta establece una vasta producción literaria que abarca no tan sólo la narrativa, sino también el ensayo, los libros de viajes e incluso adaptaciones.

Es también un renovador de la novela de los 70, un prosista preocupado por el estilo, por su oficio de narrador, por los complejos inconvenientes de la estructura novelística y la caracterización de unos personajes complejos, atormentados y casi siempre marginales. De talante progresista, Moix formó parte de la ‘gauche divine’, el colectivo de jóvenes artistas catalanes que discrepaban del arte oficial y proclamaban una nueva manera, viva y dinámica, de entender la vida cultural. El hedonismo, el placer sensual y la pasión por la cultura están presentes a lo largo de toda su obra, tanto en sus novelas como en sus ensayos y libros de viajes.

En 1983 y en castellano publica "Nuestra virgen de los mártires", a la que siguió el libro de viajes "Terenci del Nilo" y la traducción de "La tempestad" de Shakespeare. De 1984 es su obra "Amami Alfredo o polvo de estrellas", y de 1986 es la novela "Mundo macho". Ese año obtiene el Premio Planeta, en su XXXV edición con "No digas que fue un sueño", una historia de amor entre Marco Antonio y Cleopatra que Terenci firmó con el seudónimo de Isabel Congoja; es hasta ahora el Planeta más vendido de la historia, con más de un millón de copias. Pese a que el escritor catalán ya había colaborado en televisión, en 1988 debuta en este medio como director y presentador del programa "Más estrellas que en el cielo", título que extrajo de una frase que la Metro Goldwyn Mayer utilizó para promocionar sus películas.

También en 1988 se presentó "El sueño de Alejandría", segunda parte de la trilogía iniciada con "No digas que fue un sueño". Otras obras del escritor catalán son "El cine de los sábados", (1990) primer volumen de las memorias que Terenci ordenó bajo el título general de "El peso de la paja"; "El beso de Peter Pan" segundo volumen de memorias publicado en 1993; "Garras de astracán", con la que arrasó en ventas en la Feria del Libro de 1991; "La herida de la esfinge", en la que conviven Egipto, la ópera y la pintura, y "Mis inmortales del cine", también de 1991.

En 1992 Terenci Moix retomó a la lengua catalana al recuperar la novela "El sexe dels ángels", que empezó a escribir a finales de los sesenta y que fue objeto de polémica en 1969, cuando le fue solicitada para un premio Sant Jordi que el jurado optó por declarar desierto ante las fuertes críticas del libro a la cultura catalana. En 1993 "El sexe del ángels" recibió la Lletra d'Or, galardón que distingue el mejor libro del año entre los publicados en lengua catalana.

De 1993 es "Suspiros de España. La copla y el cine de nuestro recuerdo" y en 1994 viajó a Roma para seguir los pasos de Paulina María Bonaparte, duquesa de Guastalla y hermana favorita de Napoleón, que protagonizó la novela "Venus Bonaparte".

"Mujercísimas", de 1995; "El amargo don de la belleza", con la que en 1996 obtiene el premio Fernando Lara, y "Extraño en el paraíso", son otras obras escritas por el prolífico escritor catalán durante los 90.

En 1999 vuelve a la alta comedia con la novela "Chulas y famosas", que completa la trilogía iniciada en 1991 con "Garras de astracán". En el año 2001 retoma el tema cinematográfico con "Mis inmortales del cine, Hollywood años 50" y en el 2002 publica la novela "El arpista ciego", con la que vuelve al antiguo Egipto. Infatigable viajero, Terenci Moix ha compatibilizado su residencia en Barcelona con una masía medieval en Ventallo (Gerona) y un apartamento en Madrid. Moix, que padecía desde hacía tiempo un enfisema pulmonar ligado al hábito de fumar murió el 2 de Abril de 2003. Se fue uno de los escritores más importantes y, sobre todo, más queridos de las letras españolas.

Obras

Entre las obras más representativas de Terenci Moix se encuentran las siguientes:

No digas que fue un sueño (1986): Una mujer famosa llora su luto de amor en una barca que remonta el Nilo. Es la reina Cleopatra, que ha sido abandonada por su amante, el romano Marco Antonio. En el corazón de ambos, se debaten todos los conflictos del amor y la pasión, que culminarán con nuevos encuentros, encaminados a un destino fatal. Esta novela es, sobre todo, un intento de reivindicar la figura de una de las mujeres más fascinantes de la historia: la reina Cleopatra Séptima. Cleopatra se establece en esta novela como un personaje original y contradictorio.

El sueño de Alejandría (1988): Los personajes principales de esta novela son el rey Juba II de Mauritania y la princesa Cleopatra Selena, hija de Cleopatra y Marco Antonio. El sueño de Alejandría no es una simple segunda parte de No digas que fue un sueño. Se desarrolla a partir de las jornadas que siguieron a la muerte de Antonio y Cleopatra y la caída de Alejandría en manos de las tropas romanas.


La herida de la esfinge (1991)
: En junio de 1881, un joven aristócrata inglés, apasionado y fatalista llega a El Cairo acompañado por una pintoresca cantante de ópera. Enamorados ambos de la misma mujer, se enfrentarán al impacto del país del Nilo con óptica distinta: dramática el uno, caricaturesca la otra.

El sexo de los ángeles (1992): La Barcelona sacudida por las conmociones de los años sesenta acoge la irrupción de un personaje simbólico: el joven escritor Lleonard Pler, cautivador terrible que deja a su paso cantidad de misterios insondables.

Mujercísimas (1995): Es un retrato donde aparece constantemente el absurdo que se esconde tras las apariencias de la respetabilidad social y política. Interpretada sólo por mujeres, es la presentación de determinados prototipos sociales de la España actual.

El amargo don de la belleza (1996): Los grandes temas de la madurez, la muerte, lo efímero, el amor, la trascendencia a través del arte y la divinidad se van configurando en la peripecia espiritual del protagonista, el pintor cretense Keftén.

Chulas y famosas (1999): Por esta novela insolente y divertida hasta el delirio se pasean millonarias infames, top models sospechosas, aristócratas piradas y famosos de trapillo. Retrato feroz de la España fin de milenio, reducida a su propio absurdo.

El arpista ciego (2002): Novela que es una consecuencia de El amargo don de la belleza. En una calle de Tebas han nacido Ipi, un niño ciego, y Jonet, un pillastre redomado. En la Ciudad del Sol, capital del hereje Akenatón, nace el mismo día el que se convertirá en el nuevo faraón, Nebjeperure Tutankamón. Las vidas de los tres niños, inicialmente dispersas, terminarán uniéndose gracias a una trama ingeniosa que culmina en un desenlace sorprendente y rebosante de ironía y ternura.

Curiosidades

· Por expreso deseo de Terenci Moix, a su funeral no acudieron políticos del Partido Popular ni de Convergencia i Unió. Fue su último acto de protesta contra la guerra de Irak, que consideró injusta y bárbara.

· El Gobierno egipcio organizó una ceremonia de inhumación de sus restos en Deir el Medina, según Moix, “el lugar más poderoso de Egipto”.

· Terenci Moix fue un gran amante del cine de época. Entre sus películas favoritas se contaban Sinuhé, el egipcio, de Michael Curtiz; Las 1.001 noches, de John Rawlins; o Cleopatra, de Joseph L. Mankiewicz. Poseía más de 3.000 películas en vídeo y DVD. Terenci Moix era también fan de la serie televisiva 'Los Simpsons'.