Learn Spanish with Escuela Internacional
 
SALAMANCA
 

Localización

Salamanca es una ciudad monumental bañada por el río Tormes. Es una ciudad de Castilla León que forma frontera con Portugal. Tiene 158.457 habitantes y su altitud es de 829 metros sobre el nivel del mar. Para ir a Salamanca en coche desde Madrid se necesitan 2,30 horas.

Historia

En el año 320 AC los celtas, que se encontraban por aquí, adoraban al Dios "Helman" y a ellos se les debe este nombre. Helmantica, Hermantica, Salamantica, Salmantida, Salamantica y de ahí que se llegase así a su nombre actual, SALAMANCA

Los romanos construyeron el puente "romano", formando parte de la Ruta de la Plata. En principio el puente tenia 15 arcos, los otros once son del siglo XVII.  

La ciudad estaba desolada por las invasiones que los sarracenos seguían haciendo. Alfonso VI encarga a su yerno Raimundo de Borgoña y a su mujer Doña Urraca la repoblación. De esta época son las murallas que rodeaban por completo la ciudad y también de esta época es la Catedral Vieja.

Año importantísimo para la ciudad, Alfonso IX fundó El Estudio General en Salamanca, origen de nuestra Universidad y al mismo tiempo que las Universidad de París, Oxford y Bolonia. En el año 1311 nació en Salamanca el Rey Alfonso XI que colmo de bienes a la población de Salamanca así como su abuelo y su padre Alfonso X, y IX. En 1484 llega Cristóbal Colón a Salamanca para buscar apoyo a sus proyectos. Fue ayudado por los P.P. Dominicos. En el año 1487 se comienza la Catedral Nueva. Gracias a la cantidad de veces que visitan nuestra ciudad los Reyes Católicos, también se inician las obras de la Universidad. En 1533 terminan las obras de la Catedral Nueva , y se termina la fachada de la Universidad de Salamanca . Son años de resurgir la cultura y la sabiduría salmantina. San Juan de la Cruz, Francisco de Vitoria, Luis de Gongora, Melchor Cano, Fray Luis de León e incluso el Lazarillo del Tormes. En 1543, Boda Real en Salamanca. Se casaron el Príncipe de Asturias. Felipe II y la Infanta Doña Margarita de Portugal. El 26 de Enero de 1626, se desbordó el Tormes. 200 personas muertas y más de 1.500 casas destruidas. El censo de Salamanca en esos momentos se formaba de: 30 procuradores, 12 maestros de niños, 38 roperos, 11 cereros, 12 boticarios, 7 bordadores, 12 pintores, 120 sastres, 34 cordoneros, 24 plateros, 12 mercaderes, 52 carpinteros, 50 canteros, 40 sombrereros, 39 herreros, 120 tenderos, 10 hortelanos, 170 aguaderos y 30 horneros. En 1733 se termina el Pabellón central por lo cual queda finalizada la Plaza Mayor La guerra civil, 1936, hace que Salamanca durante unos meses sea la sede del gobierno del General Franco.

 

Monumentos importantes

Salamanca tiene dos catedrales, 23 iglesias monumentales, cinco conventos, 12 casas monumentales, cinco colegios universitarios históricos y nueve palacios.

La Catedral Vieja

La Catedral Vieja es de estilo románico. Se empezó a construir en la primera mitad del siglo XII y las obras terminaron en el siglo XIII. Está situada al lado de la Catedral Nueva. Lo más destacado de esta catedral es su Torre del Gallo.

 

 

La Catedral Nueva

La Catedral Nueva es de estilo Gótico. Empezó a construirse en el siglo XVI y las obras finalizan en el siglo XVIII. Su fachada es una de las más ricas de España. Su decoración es una mezcla de gótico y mudéjar.

 

La Plaza Mayor es una de las plazas más bellas e impresionantes de España. Sorprende la Plaza Mayor, convertida hoy y siempre en la sala de estar de los salmantinos. Vecinos, turistas y universitarios la utilizan cada día como lugar de paseo, encuentro, tertulia, descanso, ocio y lectura. La gran plaza escribe la historia y asiste, silenciosa, al trajinar de los habitantes que pasean por allí cada día. Allí está el Café Novelty, el más antiguo de la ciudad, que asoma a los soportales de la gran plaza churrigueresca desafiando el paso del tiempo y recordando que lidera un segmento de la vida literaria de la ciudad. El escritor gallego Gonzalo Torrente Ballester, que en vida tuvo una enorme vinculación con la ciudad, también lo dice. Su figura recibe a los clientes a la entrada del café. Pero la riqueza patrimonial no sólo se queda en su plaza.

La Universidad: En la calle Calderón nos encontramos con la Casa Museo de Unamuno, donde tuvo su despacho el insigne escritor cuando fuera rector de la Universidad salmantina. Justo a su lado, se encuentra la Universidad. Aunque la universidad primitiva fue erigida por Alfonso IX casi al mismo tiempo que la de París y Bolonia, la impresionante fachada que hoy contemplamos, joya del plateresco, fue erigida por los Reyes Católicos. Por ello se podrá ver en el medallón central de la fachada la efigie de los reyes con la inscripción griego "Los reyes por la Universidad y la Universidad por los Reyes". Y ésto no es lo único que nos hará pararnos a contemplar la portada, ya que en sus profusos relieves de la época de Carlos V, se encuentra una rana sobre la cabeza de una canina. Según reza la tradición el estudiante que la vea tendrá suerte en los exámenes, así que se crea o no, un buen numero de estudiantes y turistas pasarán un gran rato en la puerta para encontrar la rana, tarea nada fácil entre tan profusos relieves. En el centro de la Plaza, está la Estatua de Fray Luis de León, el profesor poeta y, en el interior, la sala donde impartiera clases, como intacta conserva incluso el interesantísimo mobiliario de la época y la inscripción conmemorativa de "Como decíamos ayer...", que pronunciara el primer día en que dio clases tras años de cárcel a que lo condenó la Inquisición. También se puede visitar el aula donde diera clases Unamuno y la inmensa Biblioteca que reúne 160.000 volúmenes, muchos de ellos de valor inestimable. En su escalera plateresca podemos contemplar los relieves de escenas taurinas, conectados con la tradición estudiantil de escribir sus nombres en la fachada de la Universidad o de los colegios mayores (residencias de estudiantes) con sangre de toro cuando se doctoraban.

La Casa de las Conchas, uno de los emblemas platerescos de la ciudad, viste de originalidad la tradicional calle de la Compañía. Construida a finales del siglo XV, la leyenda asegura que bajo una de sus conchas se guarda un tesoro. Sus instalaciones remodeladas albergan hoy una biblioteca. No hay que olvidar otros edificios singulares, como el monasterio de las Dueñas, el Palacio de Monterrey (propiedad de la Casa de Alba), el Palacio de Fonseca, la Torre del Clavero y algunos museos de extraordinaria importancia, como el espacio modernista de la Casa Lis, único en España de estas características. Recoge una impresionante colección de 1.600 piezas de Art Dèco y Art Nouveau fruto de la generosidad del anticuario Manuel Ramos Andrade, que cedió todo su patrimonio después de una vida dedicada al coleccionismo.

 

Personajes universales

Son numerosos los personajes históricos y literarios. Todos ellos han dado a la ciudad ese carácter universalista. Una estatua frente a la fachada plateresca de la Universidad recuerda la presencia de Fray Luis de León. Otra escultura recuerda junto al río al Lazarillo de Tormes, famoso personaje de la obra anónima que marcara la picaresca como género literario. El claustro del Palacio de Anaya guarda un busto del filósofo Miguel de Unamuno. Y a Cristóbal Colón saliendo del convento de San Esteban después de conversar con los Reyes Católicos mientras negociaba su incierto viaje hacia las Indias, lo encontramos en la Plaza de Colón Los nombres son muchos: el maestro Salinas, Elio Antonio de Nebrija, autor de la Gramática Castellana, sin olvidar al dominico Francisco de Vitoria, que creó el Derecho Internacional en el siglo XVI, un argumento histórico que la propia ciudad utilizó en Bruselas para solicitar convertirse en Ciudad Europea de la Cultura en 2002. También hay nombres del presente que llevan, o han llevado, el nombre de Salamanca por todo el mundo, como la actriz Charo López, el cineasta Basilio Martín Patino o la escritora Carmen Martín Gaite.

 

Día y noche, ciudad moderna

Salamanca también es una ciudad moderna. Hoy es una villa universitaria, turística y de servicios. Vive de día y de noche y no descansa en ninguna época del año. La ciudad se viste de bullicio, turistas, universitarios y de una hostelería variada que recorre bares de copas, restaurantes de calidad junto a establecimientos de tapas, hoteles y pensiones. La noche atrae y desconcierta. Los cafés y bares de copas son un canto al buen gusto, la imaginación y la originalidad. Algunos tienen un toque medieval, otros son una abadía cisterciense, un submarino, un céntrico bar de copas se atrevió a construir una plaza mayor dentro del establecimiento... Y los cafés, algunos cautivan por su ambiente romántico.

 

Toda la tradición

Una visita a la capital del Tormes tampoco debe olvidar dos tradiciones: la subida del Mariquelo a la torre de la Catedral Nueva todos los 31 de octubre y el Lunes de Aguas, primero después de Pascua, que se celebra con una tradicional merienda de hornazo por las márgenes del Tormes y localidades cercanas a la capital. Capítulo especial merece la artesanía orfebre de la ciudad personalizada en la filigrana y el botón charro.

 

Patrimonio de la Humanidad

El 9 de diciembre de 1998 Salamanca es declarada ciudad Patrimonio de la Humanidad. Todas las manifestaciones artísticas se adueñan de sus calles, posee la universidad más antigua de España y por sus calles caminan todos los días del año, gentes de todos los países cuya presencia demuestra su carácter internacional. Callejear supone escuchar numerosas lenguas porque no hay que olvidar que Salamanca acoge a una numerosa población extranjera, sobre todo en verano.

La ciudad sólo precisa pies para caminar y ojos para ver. Es lo único que exige esta urbe grandiosa hecha a la medida del hombre. Lo dice su riqueza patrimonial, repartida en cada una de sus calles, no en vano es la capital del plateresco español más fantasioso, que encuentra en la piedra dorada de Villamayor su principal aliado arquitectónico.

La Gastronomía

La cocina salmantina tiene una gran reputación. Sus platos son artesanos y sabrosos y gozan de la solidez propia de sus fríos inviernos. En Salamanca las especialidades son numerosas, sólo por citar algunas, mencionaremos la chafaina, arroz con trocitos de chorizo y de carne, las chichas, a base de carne de cerdo, el cochinillo asado, el hornazo, empanada rellena de carne, chorizo, jamón y huevos duros. Entre sus dulces destacan los chochos (dulces anisados) y el bollo maimón (tipo de bizcocho).

En cuanto a la provincia; destacamos en primer lugar los productos que ya tienen el sello de calidad de la denominación de origen; como el queso de Hinojosa del Duero, los jamones ibéricos de Guijuelo y las alubias de la Alberca. En la Sierra de Francia, por la dulzura de su microclima destacan sus excelentes frutos, charcutería y el cabrito asado. En la Sierra de Béjar el calderillo bejarano. En Ciudad Rodrigo el farinato, típico embutido de color blanco que se suele tomar con huevos fritos y en Alba de Tormes las almendras de Santa Teresa.

Fiestas y tradiciones

El Carnaval de Ciudad Rodrigo considerado de "interés turístico" por su tipismo. Los encierros por sus pequeñas callejuelas constituyen un espectáculo único. Desde toda la provincia acuden jóvenes aspirantes a toreros para demostrar su arte. En Febrero, cuando florecen los almendros, se celebra en la Fregeneda, la Fiesta del Almendro, cuyo atractivo principal es cruzar el río Duero en barca, pasando libremente la frontera al mercado de Portugal. El Lunes de Pascua se conmemora la fiesta más atractiva y original que quizás haya tenido Salamanca el "Lunes de Aguas". Esta conmemora la tradición del siglo de Oro por la que los estudiantes cruzaban el río en barcas adornadas con ramos de flores a recoger y traer de vuelta a las prostitutas que durante la cuaresma se veían obligadas a abandonar la ciudad. Hoy la tradición se conmemora con fiestas familiares en las que se come el tradicional hornazo. El Corpus Cristi, hace sus tradicionales procesiones dentro del bello marco de la Catedral, revistiendose el rito de gran solemnidad. El 12 de Junio se celebra en Salamanca San Juan de Sahagún, y el 15 de Agosto, se celebra en la Alberca el Ofertorio, fiesta en honor a la Virgen de la Asunción, llena de esplendor barroco y donde se podrán ver los coloridos trajes regionales y el folclore típico. El 16 de Agosto tiene lugar La Loa, antiguo auto sacramental donde los principales personajes son el demonio, el bufón y los caballeros.

La vida nocturna

Hay muchas cosas para hacer en Salamanca, ¡especialmente por la noche! Salamanca no es diferente a otras ciudades en España y la vida nocturna es interesante y divertida. Es posible ver películas, escuchar música clásica y moderna, ver una obra de teatro y sobre todo...¡beber y bailar!