Learn Spanish with Escuela Internacional


San Sebastián

Localización

San Sebastián, capital de Guipúzcoa, es una ciudad costera situada en el norte de España, en la comunidad autónoma del País Vasco. Su población es de 183.536 habitantes aproximadamente. Sus principales actividades económicas son el comercio y el turismo. Su paisaje, dominado por la Bahía de La Concha, su desarrollo arquitectónico moderno y el Festival Internacional de Cine de San Sebastián le han dado proyección exterior, a pesar de ser una ciudad pequeña.

Historia


Los primeros documentos que hablan de San Sebastián datan del año 1014, cuando Sancho III el Mayor cedió la población al Monasterio de Leyre. Sesenta años más tarde, Sancho VI dotó a la localidad de un fuero que fue reafirmado por Alfonso VIII de Castilla en el año 1200. La actividad marítima fue el principal motor económico durante la Edad Media, tanto por la pesca como por la exportación a Francia e Inglaterra.
A finales del siglo XVI, la peste causó graves daños entre la población de Donostia-San Sebastián, situación catastrófica que se agravó por el declive económico al verse privada la ciudad de comerciar, por mar, con América. También, San Sebastián fue el lugar elegido para celebrar el matrimonio real entre Luis XIV de Francia y María Teresa de Austria, y en el año 1662, se reconoció su distinción de ciudad. En el siglo XVIII, la localidad vasca recobró la vitalidad económica de antes con la Fundación de la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas. De esta forma, San Sebastián consiguió el monopolio del cacao que se importaba de Venezuela. Sin embargo, a finales del siglo XVIII esta situación económica se vio mermada por las guerras contra los franceses, que invadieron la ciudad en los años 1794 y 1795.
Los primeros años del siglo XIX se caracterizan por el caos reinante en la ciudad: en el año 1808 fue invadida por los franceses y también fue testigo de las Guerras Carlistas. A finales del siglo XIX fue cuando Donostia-San Sebastián se constituyó como un punto turístico importante, alojando a personajes ilustres, reales y nobiliarios que disfrutaban en esas tierras de su tiempo de ocio estival.
 

Diferentes denominaciones:


• San Sebastián. Es el nombre de la ciudad en español. Su origen se debe a un monasterio consagrado a San Sebastián. La ciudad fue fundada por el rey Sancho el Sabio hacia 1180, cerca del monasterio, y éste dijo que la villa se llamara por ello San Sebastián, nombre oficial de la ciudad hasta 1980.
• Sanse. Es una forma coloquial y cariñosa.
• Donosita. Es el nombre de la ciudad en vasco. Donostia ha sido una denominación tradicional pero no oficial y está muy extendida, prueba de ello es que el gentilicio de los habitantes de la ciudad es precisamente donostiarra (tanto en español como en euskera).
• Donosti. Variante de Donostia. Es incorrecto, aunque Donosti sea muy habitual, por eliminar la -a final y especialmente al hablar en castellano.
• Donostia-San Sebastián. Es la denominación oficial de la ciudad desde 1980. Está presente en los documentos e indicaciones oficiales.
• La Bella Easo: Surgida por creer que la antigua ciudad romana de Easo se encontraba en la actual ubicación de San Sebastián.
• Irutxulo o Hirutxulo: Significa «tres agujeros» en euskera y es el nombre que los pescadores daban a San Sebastián, ya que desde el mar la ciudad se veía como tres entradas o agujeros (el formado entre el monte Igueldo y la Isla de Santa Clara; el situado entre Santa Clara y el monte Urgull; y el situado entre Urgull y el monte Ulía).
 

El clima


San Sebastián, es una de las ciudades más lluviosas de España, especialmente en otoño. Las nevadas son escasas. En octubre suelen darse mareas de gran oleaje. Las temperaturas son suaves y templadas. La temperatura media es de 15º C, aunque en los meses de junio a septiembre la humedad aumenta la sensación de calor.
 

La demografía


La población de San Sebastián creció de manera progresiva a lo largo del siglo XX. Hasta 1930 el crecimiento fue regular, en 1965 este crecimiento se duplicó. A partir de los años 70 el crecimiento se estancó, y fue a finales de los años 80 cuando empezó a reducirse, como consecuencia de la caída generalizada de la natalidad en todo el país. El crecimiento actual de la población es lento.
 

Barrios y Monumentos de la ciudad


• Aiete: Barrio eminentemente residencial situado en un pequeño monte en el centro de la ciudad. En este barrio se encuentran el Palacio de Aiete y el Palacio de Arbaizenea.
• Alza: Es el barrio más poblado de la ciudad. De origen rural, experimentó un gran crecimiento en los años 60 debido a la inmigración. Se integró en San Sebastián como barrio en 1939.
• Amara nuevo: Principal barrio residencial de la ciudad, se construyó mediante un ensanche hacia la década de los 60. Al sur de dicho barrio se encuentra la ciudad deportiva, que incluye el Estadio Municipal de Anoeta (Real Sociedad)
• Amara viejo: Barrio surgido a finales del siglo XIX con el desarrollo del ferrocarril. Es un barrio en el que viven los vecinos más mayores de la ciudad.
• Antiguo: En este barrio surgió el primer asentamiento humano de la ciudad. Inicialmente poblado por obreros, hoy cumple funciones de barrio residencial, así como de alojamiento turístico en su zona más cercana a la Bahía de la Concha.
• Añorga: Barrio situado en la periferia de San Sebastián.
• Ategorrieta-Ulia: Barrio residencial ocupado por la población acomodada de la ciudad.
• Bidebieta: Es un barrio nuevo de la ciudad. La estructura está destinada a mejorar su calidad de vida y los servicios de sus ocupantes.
• Centro: Nace a mediados del siglo XIX y es fruto de la fusión de dos proyectos firmados por los arquitectos Cortázar y Saracibar. Del primero se tomó el plano general y del segundo el Boulevard de unión entre la Parte Vieja y el nuevo Ensanche. En esta zona se situó el centro de la ciudad y el Km. 0 de las carreteras guipuzcoanas. Su plano en cuadrícula es típico del Modernismo, que organiza los edificios en cuadrículas y calles perpendiculares. De hecho, se considera que el Centro de San Sebastián es comparable, en términos arquitectónicos, con el de Barcelona.
• Egia: Separado del centro de la ciudad por las vías del ferrocarril, en él se encuentran el parque de Cristina Enea y el Cementerio de Polloe.
• Gros: Barrio con mucha actividad comercial situado en la orilla este del río Urumea. La ampliación de la playa de Gros (Zurriola) y la creación del Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal lo han revitalizado económica y socialmente.
• Ibaeta: Es una zona en expansión, tanto para usos industriales como de vivienda. En este barrio se sitúa el campus universitario de la Universidad del País Vasco y el campus tecnológico de la Universidad de Navarra.
• Igueldo: Barrio alejado del casco urbano y situado en el monte Igueldo. Es una amplia zona geográfica situada al oeste del casco urbano de Donostia-San Sebastián. Posee un pequeño casco urbano de carácter rural (Pueblo de Igueldo) y una zona amplia con poca población, en torno a los 1.000 habitantes. Desde lo alto del barrio se obtiene la más bonita y completa vista de la bahía.
• Intxaurrondo: Dividido en sus partes vieja y nueva, tiene gran parte de la población donostiarra.
• Loiola: Aquí se encuentra el Cuartel Militar. Las riberas del río Urumea a la altura de Loiola se encuentran en proceso de construcción de una ampliación de su núcleo residencial.
• Martutene: En este barrio se encuentra la cárcel del mismo nombre.
• Miraconcha: El privilegiado marco en el que se encuentra (frente a la Bahía de la Concha) ha condicionado su configuración, desde fines del siglo XIX, como una zona residencial de lujo. Está ocupada, en su mayor parte, por palacetes rodeados de espacios verdes. Su creación responde a la demanda de residencia secundaria de calidad de la población que veraneaba en esas fechas en San Sebastián y de sus clases nobiliarias. En esta zona se encuentra el Palacio Municipal de Miramar.
• Miramón: Al lado del municipio de Hernani, en este barrio se encuentra el Parque Técnológico de San Sebastián.
• Parte Vieja: Es el segundo barrio más viejo de la ciudad después del Antiguo y donde se encuentra el puerto pesquero.
• Zubieta: En este barrio se encuentran las instalaciones deportivas de la Real Sociedad de Fútbol, así como el Hipódromo de San Sebastián.
 

Fiestas y festivales


• La tamborrada, se celebra la víspera del día 20 de enero. A media noche la fiesta empieza en la plaza de la Constitución, en la parte antigua. Los Donostiarras se visten de cocineros ó de soldados y los tambores se pueden oír hasta la medianoche del día siguiente.
• La Fiesta Mayor o Semana Grand dura una semana en agosto. Lo mejor de este festival es el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales. Casi toda la cuidad va a la Playa de la Concha para verlos y hay mucho ambiente. Aparte de los fuegos artificiales hay conciertos al aire libre en la parte vieja y en la Playa. También hay mucha fiesta durante el día en las calles del centro.
• El Festival de Jazz a finales de julio con algunos conciertos gratuitos.
• El festival de cine de San Sebastián, es un certamen cinematográfico que se inició el 21 de septiembre de 1953. Es el más importante del país y uno de los más prestigiosos de Europa, junto al Festival de Cannes, la Mostra de Venecia, la Berlinale o el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary. Por él han pasado grandes directores, actores y productores, tanto para recibir galardones como para mostrar sus películas fuera de concurso. Se celebra a finales del mes de septiembre de cada año en el Hotel María Cristina.
• Regatas, que se celebran durante las dos primeras semanas de septiembre. Se trata de carreras de traineras, que son barcos típicos del norte de España. Tienen lugar en la Playa de la Concha. El ganador tiene que coger el primero la bandera de la Playa de la Concha, que está colocada casi en la orilla.
 

La gastronomía

San Sebastián ofrece una gastronomía muy buena. La cocina tradicional vasca se basa en la carne, el pescado y el marisco. Muchos de sus chefs tienen prestigio en todo el mundo.
Una representación característica son las sociedades gastronómicas que son tradicionales centros de reunión, cuyos miembros preparan platos exquisitos. Sus socios colaboran para conservar y recuperar viejas recetas y dar nuevos aires a la cocina, revalorizando platos de origen humilde. Hasta hace muy poco tiempo las sociedades gastronómicas tenían por norma no admitir a mujeres. Esta costumbre, que aún se mantiene en las más tradicionales, ha sido abolida en muchas de ellas. No obstante, el viajero que desee visitar una sociedad tendrá que conseguir que le invite un socio, ya que ésta es la única forma de acceder a ellas.