Learn Spanish with Escuela Internacional
RENACIMIENTO (II)
Cervantes

1. El autor

Nacido en Alcalá de Henares en 1547, hijo de Rodrigo Cervantes y Leonor de Cortinas, tras un largo vagar se establecen en Madrid en 1566, siendo discípulo de López de Hoyos. En 1569 viaja a Italia al servicio del cardenal Giulio Acquaviva, y hacia 1570 se hace soldado. En 1571 lucha en Lepanto, hecho que le llenará de orgullo, donde, enfermo, pierde la mano izquierda de un arcabuzazo. Tras tres años más en distintas campañas decide regresar a España, por lo que embarca en Nápoles con su hermano rumbo a Barcelona, con cartas de recomendaciones; pero el navío en el que viaja es apresado y él acaba siendo enviado a una cárcel en Argel, en la que estará preso cinco años y de la que intentará fugarse cuatro veces. Los trinitarios pagan finalmente 500 ducados por su rescate y en 1580 es liberado. Vuelve a Madrid, en la que empezará por fin una vida tranquila dedicada por entero a las Letras, escribiendo la primera de sus grandes obras, La Galatea. Entre 1587 y 1600 se instala en Sevilla con varios cargos oficiales, donde tendrá varios disgustos: unido a sus penurias económicas, será arrestado injustamente en varias ocasiones (lo que le hará conocer a fondo el mundo callejero y del hampa). En 1604 marcha a Valladolid, donde se entrega de lleno a la redacción del Quijote, imprimiéndose en Madrid en 1605 con un gran éxito, truncado por un nuevo encarcelamiento. Al año siguiente regresa a Madrid, donde se dedicará plenamente a la Literatura, imprimiéndose múltiples obras suyas, con las que obtiene el éxito como novelista consolidado. En 1616, cuatro días antes de morir, escribe la dedicatoria al Conde de Lemos en su obra póstuma Los trabajos de Persiles y Sigismunda. Muere el 23 de abril de 1616.

2. Obra

Aunque también fue poeta (Viaje al Parnaso) y dramaturgo (La Numancia, Los baños de Argel), con éxito y calidad literaria desigual, es en su faceta de novelista como Cervantes ha alcanzado la cima de la literatura española y universal. Considerado como el mejor escritor por la enorme trascendencia de sus obras, se dice que no hay nada en la narrativa contemporánea que no se encuentre, al menos como germen, en Cervantes. Realmente con él nace la novela contemporánea, el género más artísticamente libre. Entre otras aportaciones literarias suyas pueden citarse:
– Otorgar una gran libertad no sólo al autor sino también a los propios personajes.
– Perspectivismo múltiple, reflejo de la vida misma (que es una suma de perspectivas).
– Eliminar las barreras entre realidad y ficción.
– Descubrimiento del diálogo y sus múltiples posibilidades.
– Distintos estilos y niveles de habla.
– Aunar literatura y vida (pues la literatura forma parte de la vida)
En su producción literaria, además, encontramos presentes todos los géneros literarios de la época, tratados desde su visión particular. Las obras más importantes son:
· La Galatea (1585), de temática pastoril.
· El Quijote (1605 -Primera Parte- y 1615 -Segunda Parte-), de temática caballeresca.
· Novelas ejemplares (1613), colección de 11 novelas cortas (la última, doble).
· Los trabajos de Persiles y Sigismunda (1616), de temática bizantina y de aventuras.

3. El Quijote

La inmortal novela de Cervantes, probablemente la mejor de todos los tiempos, tiene dos partes, publicadas en años diferentes:
· La Primera parte, editada por Juan Cuesta en 1605 y dedicada al Duque de Béjar, comprende: la “Dedicatoria”, el “Prólogo”, 10 poemas paródicos y 52 capítulos repartidos en 4 partes (del 1 al 8; del 9 al 14; del 15 al 27; y del 28 al 52).
· La Segunda Parte, editada también en la imprenta de Juan Cuesta en 1615, y dedicada al Conde de Lemos, consta de: el “Prólogo”, la “Dedicatoria” y 72 capítulos. Cabe mencionar la publicación en 1614 de una Segunda Parte apócrifa escrita por un tal Alonso Fernández de Avellaneda (sin que haya certeza sobre su identidad real), que Cervantes cita irónicamente en el “Prólogo” de su Segunda Parte auténtica.
Si comparamos la Primera Parte y la Segunda Parte, podemos comprobar ciertas diferencias: mientras en la primera se da una estructura más tradicional (acorde con el ideal de la época de la “variedad en la unidad”), en la segunda hay una mayor unidad, sin esas características intercalaciones de poemas y narraciones. También se puede observar que se atenúa el idealismo del protagonista y comienza el desengaño.
Creada en un principio como parodia de las novelas de caballerías, tan de moda en la época, con esta obra Cervantes acabó creando un género nuevo: es realmente el origen de la novela moderna.

3.1. Argumento
Alonso Quijano, al que sus vecinos llamaban "el bueno" es el protagonista, un hombre que influido por la moda de su tiempo, lee todas las novelas de caballerías que circulan por el mundo literario de la época, hasta el punto de perder el juicio porque el insomnio le daña el cerebro. Con tanta lectura e influido por las mil y una hazañas de sus héroes, sale al mundo en busca de aventuras a la vez que podrá imponer justicia tal como mandan las normas que rigen las órdenes de caballeros andantes como Amadís de Gaula: deshacer entuertos, proteger a los débiles, destruir la maldad y merecer el amor de su amada Dulcinea, la real Aldonza Lorenzo, criada a la que él ha idealizado.
Con unas armas absurdas y su caballo Rocinante sale por las llanuras de La Mancha, concretamente los campos de Montiel y en una venta se hace armar caballero para regocijo del ventero y las mozas del mesón. En sus andanzas de este primer viaje recibirá una gran paliza por parte de unos mercaderes; pero un conocido lo recoge y lo lleva a su aldea donde se repone.
Una vez repuesto toma un escudero, Sancho, un hombre del pueblo, con una gran hondura humana, primaria, mezcla de egoísmo y de bondad y de admiración hacia su señor. Con él emprende el "viaje iniciático" en el que irán surgiendo una aventura tras otra y así, de los libros de caballerías pasamos sin interrupción a episodios realistas muchos de los cuales tienen bastante que ver con la picaresca conformando verdaderos capítulos de dicho género.
Es en esta segunda salida cuando nos encontraremos en Criptana y, al unirse las dos figuras es cuando se produce la fórmula maravillosa de realidad-fantasía y Cervantes va creando aventuras conforme escribe. Es el momento de la lucha contra los gigantes-molinos o la batalla de los rebaños de carneros. También en este segundo viaje unos criminales, a los que Don Quijote ha dado la libertad, le apedrearán y dejarán maltrecho; pero de nuevo vuelve a su aldea porque sus amigos, el Canónigo y el Barbero, por medio de engaños consiguen meterlo en una jaula y de esta manera lo llevan al pueblo donde los vecinos se burlan de él.
En la segunda parte del Quijote, que Cervantes publicó en 1615, de nuevo vemos al protagonista iniciar una nueva salida acompañado por Sancho. En sus correrías llegarán a Aragón donde conocen a los Duques que envían a Sancho de gobernador a Barataria, pero Sancho se cansa y de nuevo va en busca de su amo y juntos llegan a Barcelona donde Don quijote es derrotado por el Caballero de la Luna Blanca que no es otro que Sansón Carrasco, amigo del protagonista y que le impone como castigo a haber perdido la lucha el regresar a su tierra. Así lo hace y derrotado y enfermo muere no sin antes recobrar la cordura.

3.2. Estructura y temática
Se nos narran las andanzas del caballero Don Quijote ordenadas en tres salidas (dos en la Primera Parte y una en la Segunda Parte), compartiendo un mismo esquema que conformará una estructura circular:
1) Preparación: episodios narrativos o dialogados en la aldea, con un cierto estatismo, donde se presentan los personajes más relevantes.
2) Salida: de forma oculta, nada gloriosa.
3) Desarrollo: se sucede la acción, con aventuras e interpolaciones.
4) Preparación del retorno: con un engaño de sus allegados.
5) Retorno a la aldea: a modo de derrota.
El hilo conductor de la obra será el choque del ideal de caballería con la realidad, y que el propio protagonista enfrentará incluso a su tiempo. Este ideal traerá consigo unos valores (amor, libertad, verdad, igualdad, justicia, belleza, honradez, caridad) y, por dialéctica, sus contrarios.
Otros temas secundarios son el amor; las armas; el linaje, la fama y la honra; lo literario; y en general aspectos cruciales de la vida humana (la igualdad, la justicia, la libertad…).

3.3. Personajes
Don Quijote. La burla inicial de los libros de caballerías que él encarna va dando paso a una visión trágica: es el prototipo de hombre bueno y noble que trata de transformarse en redentor de la realidad vulgar, de defender el amor puro, y de proteger el honor y la justicia, todo ello por encima de convenciones sociales y de lo rastrero de la vida cotidiana. Mientras que en la Primera Parte pretende imponer su idealismo a los demás, en la Segunda Parte se irá imponiendo la cordura frente al mayor idealismo de su compañero Sancho. Su humanidad llega hasta tal punto que muere en su cama, como cualquier persona normal, y no en hazañas bélicas extravagantes.
Sancho Panza. Supone el contraste con su señor, su claroscuro. Es una creación literaria necesaria para el dualismo que articula la obra. Hombre de pueblo que pretende vivir mejor, dotado de profunda fe, se presenta astuto, materialista y bondadoso, cargado con sentido común. Es el freno que necesitan los desvaríos de Don Quijote. En la Primera Parte se mantiene apegado a la realidad como contrapunto a la locura de su amo, al que ni siquiera comprende pero al que no se atreve a contradecir; pero poco a poco irá abrazando el ideal del caballero (quiere ser gobernador de la ínsula), y ya en la Segunda Parte, cuando su amo recupera la cordura, le propondrá vestirse de pastores y hacer realidad el ensueño renacentista de la vida pastoril.
– Dulcinea del Toboso. Carece de autonomía, no existe como tal en la novela: sólo sabemos de ella por Don Quijote y Sancho. Por un lado es una creación literaria (la amada ideal de la tradición caballeresca, y que entronca con el amor cortés), al mismo tiempo es también una mujer real (Aldonza Lorenzo), y es en esta dualidad donde estará la originalidad de Cervantes.

Ediciones
· Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, Madrid, Anaya (edición escolar, dos tomos).
· Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, Madrid, Cátedra (edición de John J. Allen, dos tomos).
· Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, Madrid, Alfaguara (edición del IV Centenario).
· Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, Madrid, Espasa-Calpe (edición del IV Centenario).