Learn Spanish with Escuela Internacional
 
MADRID


 

Madrid es una comunidad autónoma uniprovincial que también se llama Madrid.Está situada en el centro de España y limita al norte y al oeste con Castilla y León (provincias de Segovia y Ávila) al sur y al este con Castilla la Mancha provincias de Toledo, Guadalajara y Cuenca).
Esta bellísima comunidad comprende un territorio reducido y muy poblado, con actividades industriales, pesqueras y comerciales muy activas.
Tiene una superficie de 7.995 km2.

 Madrid también es una ciudad, que además goza del privilegio de ser la capital del Estado español.

Población

La población de Madrid (según el censo en el año 2005) es de 5.964.143 habitantes. El número de personas que habitan en esta comunidad ha ido aumentando de forma progresiva desde que la ciudad de Madrid se convirtió en la capital de España. Este fenómeno tiene especial impoartancia, sobre todo, en la segunda mitad del siglo XX, debido a la fuerte emigración, tanto interior (de la propia península) como exterior (de otros países extranjeros). Su crecimiento se sitúa por encima de la media nacional. La mayoría de la población se centra en la capital y sus alrededores .

Geografia

El relieve de esta comunidad es bastante llano. La Sierra de Guadarrama y Somosierra son la zonas montañosas de la comunidad, con picos que superan los 2000 m. Ambas sierras están en la parte noroeste y norte de la provincia. La comunidad de Madrid forma parte de la cuenca del Tajo, por lo tanto, los ríos mas importantes son afluentes del Tajo y son ríos de montaña

Economía

La comunidad de Madrid es la autonomía del país que goza de mayor riqueza por habitante (un 31% de la media nacional) seguida de comunidades como el País Vasco, Navarra y Cataluña. Actualmente, la Comunidad de Madrid es la locomotora económica de España, liderando el crecimiento en este sector.
Las zonas industriales más definidas en la comunidad de Madrid se centran fundamentalmente en la zona sur y en el llamado Corredor del Henares, donde encontramos ciudades que tienen en común el ser bañadas por un río en concreto, el Henares (Alcalá de Henares). Se sitúan industrias siderúrgicas, farmacéuticas, operadores logísticos y empresas del sector servicios. La ampliación del aeropuerto de Barajas, con la nuevas terminales T4 y T4s, consolida al aeropuerto como uno de los mas importantes del mundo y como una puerta entre Europa e Ibero América.

Historia

La región tiene un patrimonio muy rico, resultado de las sucesivas culturas que históricamente se han instalado en el territorio.
No se conoce con seguridad la fecha de fundación de la ciudad, aunque se sabe que en la época romana ya existía un pequeño núcleo.

A partir del siglo XV Madrid pasó a ser el lugar de residencia, de manera intermitente, de muchos monarcas españoles, hasta el establecimiento de la corte en esta localidad bajo el reinado de Felipe II, en 1561, dada su situación privilegiada en el centro de la Península. Felipe III consolidó definitivamente la ciudad como sede del gobierno de la Corona, a principios del siglo XVII.

Fueron los Borbones, en especial Carlos III, quienes dieron a la villa y corte su mayor esplendor con la ampliación de su periferia , la creación de paseos y numerosos monumentos, entre los que destacamos el Palacio Real que había en cargado construir su padre Felipe V.

Durante la dominación francesa, la ciudad demostró una fuerte oposición al cambio de dinastía y se recuerdan los trágicos y heroicos enfrentamientos de la población madrileña con los soldados de Napoleón el 2 de Mayo de 1808. En la actualidad se conmemora esa fecha, y el 2 de Mayo es el día de la Comunidad de Madrid.

El siglo XIX tuvo a Madrid como el principal escenario de la política española. La posición de la ciudad fue determinante en todos los cambios políticos que se produjeron. En la Guerra Civil se convirtió en el principal objetivo militar de las tropas franquistas. En 1983 Madrid se convirtió en la capital de una comunidad autónoma, la Comunidad de Madrid, cuyo territorio coincide con el de la provincia de Madrid, lo que le ha añadido nuevas funciones políticas y administrativas y, al mismo tiempo, un nuevo signo de identificación.


Politica

Desde 1983, fecha en la que se firmó el Estatuto de Autonomía de la Comunidad, Madrid está gobernada por un Presidente de la Comunidad y sus Consejeros o colaboradores. El órgano donde se discuten y se toman las decisiones importantes que rigen los destinos de la Comunidad se llama Asamblea de Madrid.
Madrid cuenta con un himno que identifica la región y además con una bandera y escudo. La bandera de Madrid es roja, color de Castilla, con siete estrellas que son la constelación de la Osa Mayor y los cinco picos de las estrellas representa a las cinco provincias limítrofes a Madrid (Ávila, Cuenca, Guadalajara, Segovia y Toledo). Aunque popularmente se conocen como las siete puertas de entrada a Madrid.

Cultura

La cultura madrileña es un conjunto de los modos de vida y costumbres, así como de los conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una determinada época, grupo social, etc.
En pleno centro de Madrid podemos encontrar los mayores museos de la ciudad. Bastante cerca unos de otros, forman en el mapa lo que algunos llaman "El Triángulo del arte ".

Museo del Prado
Museo Thyssen Bornemisza
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Naturaleza

La Sierra Norte es uno de los lugares más bellos de la Comunidad de Madrid. Es muy posible que esa virtud se deba a sus gentes, a su patrimonio cultural y a su riqueza natural.

La Naturaleza está muy presente en cada rincón serrano gracias a la abundancia de agua y a la gran variedad de especies vegetales y animales, que hacen de esta comarca un paraíso que tiene sus máximos referentes en el Parque Natural de Peñalara -el techo de la Comunidad con 2.428 metros- y en el Hayedo de Montejo -uno de los más meridionales de Europa-. El patrimonio cultural se observa en las iglesias y ermitas de cada pueblo y en joyas como el Monasterio de El Paular -primera Cartuja del Reino de Castilla-. Además, las gentes de la Sierra han sabido conservar las tradiciones de siempre para poder disfrutarlas en la actualidad y compartirlas con los visitantes.

Turismo

Madrid, capital de España, es una ciudad cosmopolita que combina las infraestructuras más modernas y su condición de centro económico, financiero, administrativo y de servicios con un inmenso patrimonio cultural y artístico, legado de siglos de historia apasionante.

Estratégicamente situada en el centro geográfico de la península Ibérica, a 646 metros de altitud sobre el nivel del mar, Madrid conserva uno de los cascos históricos más importantes entre las grandes ciudades europeas, que se funde armónicamente con las más modernas y cómodas infraestructuras, una completa oferta de alojamientos y servicios y la más avanzada tecnología en medios audiovisuales y de comunicación. Condiciones que, junto al empuje de una sociedad dinámica y abierta, pero también alegre y acogedora han convertido a esta metrópoli en una de las grandes capitales del mundo occidental.

 

Arte

El arte y la cultura ocupan un lugar destacado en la agenda de Madrid. La capital cuenta con 73 museos que abarcan todo el conocimiento humano. Destacan, el Museo del Prado, una de las más importantes pinacotecas del mundo; el Museo Thyssen-Bornemisza, con más de 800 cuadros, escultura, tapices que abarcan desde los primitivos flamencos hasta los movimientos vanguardistas. Y el Centro Nacional de Arte Reina Sofía, dedicado al arte español contemporáneo, con obras de Picasso, Joan Miró, Salvador Dalí y Juan Gris, entre otros.

Extensos y cuidados parques y jardines como el Parque del Retiro, antiguo lugar de esparcimiento de los reyes españoles, la Casa de Campo, el Parque Juan Carlos I, permiten disfrutar del sol, pasear, remar en sus estanques o dar de comer a las ardillas, en una de las capitales más verdes de Europa. Mientras que la importancia de su aeropuerto internacional, donde llegan semanalmente más de mil vuelos procedentes de todo el mundo, sus dos Palacios de Congresos, el moderno recinto ferial del Campo de las Naciones, y más de 80.000 plazas en otros centros de reuniones convierten a Madrid en uno de los centros de negocios más atractivos de Europa.

Pero si hay algo que caracteriza a Madrid es una profunda y contagiosa pasión por la vida que se refleja en el carácter amistoso de su gente. Conciertos, exposiciones, ballets, una selecta cartelera teatral, los últimos estrenos cinematográficos, degustar un amplia muestra de la mejor gastronomía española e internacional, saborear el embrujo de sus bares y tabernas, son algunas de las alternativas de ocio de Madrid, además de una tentadora oferta comercial y de compras en tiendas tradicionales o en los más destacados establecimientos de las primeras firmas y marcas internacionales.

La animada vida nocturna madrileña es también un importante atractivo de la capital de España por la variedad y buen ambiente de sus bares, pubs, discotecas y tablaos flamencos, que se pueden alternar durante el día con las tradicionales verbenas, las fiestas populares o la feria taurina de San Isidro, considerada como la más importante del mundo.

Folklore

Madrid ha sido una ciudad muy tradicional, su apertura al exterior no le ha impedido seguir con sus tradiciones, aunque también es cierto que se han adoptado tradiciones de otras regiones de España, debido, en gran parte, a la gran inmigración que se dio principalmente, durante los años sesenta.

Algunas de las tradiciones más atractivas de Madrid para los turistas son:

El Chotis: Es el baile típico madrileño que se baila sobre todo durante las fiestas de San Isidro

Chulapos y Chulapas: También durante las Fiestas de San Isidro. Los madrileños se visten con pantalón y gorra de cuadros blancos y negros, chaleco negro y camisa blanca, y las madrileñas con el traje típico y un pañuelo blanco con un clavel a la cabeza.

San Isidro: Patrón de Madrid, se celebra el 15 de Mayo con festejos por las calles y con la Feria taurina de San Isidro, que dura un mes y se celebra en la Plaza de las Ventas.
 

Anecdotas:

Palacio Real
Antiguamente se decía que en los terrenos situados entre la cuesta de San Vicente y san francisco el grande era territorio hechizado donde vivían brujas, duendes y fantasmas. Cuando Alfonso VI conquisto Magerit decidió allanar estos terrenos para construir allí el alcázar. Durante su construcción algunos hombres murieron de forma misteriosa. Se empezó a difundir el rumor de que los fantasmas se estaban vengando por haberles expulsado de su territorio. Paso el tiempo y se penso que los fantasmas se habían repartido por la villa, cuando en el año 1754 el alcázar empezó a arder quedando totalmente destruido. Felipe V, cansado por no tener una casa tan lujosa como los palacios de los monarcas de Francia e Italia, encargo a Juvara que hiciera el proyecto de un palacio. Juvara moriría antes de poner la primera piedra, su discípulo Sachetti y Ventura Rodríguez continuaron la obra. La imaginación del pueblo crearía una leyenda en torno a este suceso.

Felipe IV
Felipe IV tenia fama de conquistador, paso a la historia con el apodo de el rey “galante”. En esta época se fundo el convento san Placido con la aportación económica del ayuda de cámara del rey, don Jerónimo de Villanueva. Don Jerónimo comento una día al rey la belleza de una de las monjas de este convento. El rey galante no pudo resistirse y quiso comprobarlo el mismo. Don Jerónimo dispuso todo para que el rey pudiera verla sin levantar sospecha. Le causo tanta impresión que las visitas al locutorio se hicieron muy frecuentes. No tardo mucho en oírse todo tipo de comentarios en la Villa, para acallar estos rumores el rey mando construir un túnel desde la casa colindante de su amigo Jerónimo hasta la celda de la monja.

San Isidro
Nació el 4 de abril de 1082, en una casa de la calle de las águilas. Ese día se celebraba la festividad de San Isidoro de Sevilla. Como había costumbre de poner el nombre del santo del día a los recién nacidos, e le llamo Isidoro, mas tarde al contraer el nombre se le llamo Isidro.
En aquella época reinaba en Castilla el rey Alfonso VI y Madrid era musulmana. En 1109 el rey de los mozárabes, Ali Ben Yusuf cerco la ciudad, Isidro huyo a Torrelaguna donde conoció a María (Santa María de la cabeza) y se casaron en la iglesia de Santa María Magdalena. Allí vivieron muchos años.Iván de Vargas contrato a Isidro para que se ocupara unas de sus fincas en Taramanca.

Hacia 1119 se trasladó San Isidro a Madrid para cultivar las tierras que tenia Iván de Vargas en las márgenes del río manzanares. Iván tenia dos casas en la villa: una en la calle Doctor Letamendi, donde residía su familia y la otra casa estaba en la plaza de San Andrés, donde vivía los mozos de labranza. Es en esta casa fue donde vivió Isidro. En la actualidad es el museo de San Isidro.San Isidro murió a los 90 años y fue enterrado en una caja de madera.

La Almudena
Cuenta la leyenda que el apóstol Santiago trajo la imagen de la virgen cuando predicaba en España. Uno de sus discípulos, san Calocero, la deposito en la iglesia de santa María. La talla fue pintada por san Lucas y todos los madrileños la veneraban.

En el año 712 los musulmanes avanzaban hacia la villa, por temor a que profanaran a la virgen, un herrero madrileño deposito la talla en un cubo de la muralla con dos velas encendidas a los lados, después taparon el cubo con mucho cuidado. Solo una familia mozárabe conservaban el secreto de la virgen escondida, este secreto pasa de padres a hijos.

En el año 1083 el rey Alfonso VI conquista Madrid y se interesa por aquella virgen traída por Santiago. La persona que conoce el secreto es una joven que desconoce el sitio exacto donde se escondió la virgen, por eso no se lo dice a nadie. Los años van pasando y la chica reza día y noche pidiendo alguna señal que le indique el sitio exacto. Una noche salió a la calle, cerca del arco de santa María cae de rodillas al suelo y suplica: - señora: mi vida a cambio de tu imagen.
Al día siguiente se acerco al campamento del rey Alfonso VI que estaba asentado en Toledo para hablar con el acerca de la virgen. El soberano le hace una promesa: - iré a magerit y buscare la imagen oculta..... si es preciso tirar la muralla, la derribare piedra a piedra.
Un año después el rey decide cumplir su promesa. Antes de empezar al búsqueda se organizo una procesión de rogativas implorando la ayuda divina. La muchacha subía la cuesta de la vega, el corazón se le sale del pecho sumida en sus pensamientos: “he cumplido, desde ahora es depositario de la tradición el pueblo entero con su rey al frente”. Un fuerte ruido sobresalta a la comitiva. El muro se abrió dejando al descubierto la imagen. Alfonso VI hinca la rodilla en tierra, las campanas comienzan a replicar y tendida en el suelo esta la muchacha muerta.

Se mando colocar una imagen de piedra en el cubo como recuerdo. La imagen actual que hay en el cubo de la cuesta de la vega es de 1941, no se sabe que paso con las otras vírgenes que se colocaron allí.
A esta virgen se la llamo almudayna que significa ciudadela por el lugar donde se encontró.
 

Gastronomia

La gastronomía es uno de los aspectos más característicos de la cultura madrileña. A pesar de ser la capital del Estado español, sus platos más típicos, lejos de ser ostentosos, son castizos y sencillos, y nunca han perdido su esencia popular.
Siempre ha sido un cocina de recursos, debido a las perentorias condiciones económicas vividas por los madrileños hasta hace tan sólo unas décadas.

Uno de los platos más representativos de Madrid es, sin lugar a dudas, el cocido a pesar de que en algunos restaurantes de alta cocina han enriquecido sus ingredientes, en su origen no es más que un puchero, en cuya elaboración se combinan garbanzos, hortalizas, carne de cerdo, ave y vacuno. El plato se presenta en tres partes. Primero, el caldo de sopa, presentado con cocido y pasta fina. Segundo, los garbanzos y hortalizas: zanahorias, coles y patatas. Finalmente, se come la carne junto con la chacina.

Junto al cocido, comparte la cabecera de los platos típicos madrileños. Los callos son ofrecidos en todos los locales que se precien de ir de tradicionales y en numerosas tascas. La base del plato son evidentemente los callos, es decir, tripa de vaca por lo general (puede ser de cordero o de cerdo), que se acompaña con chorizo, morcilla y tocino o mano de vaca o morro en algunas ocasiones. El complemento imprescindible es un poco de pimentón y algo de picante, casi siempre guindilla.

El secreto de una buena elaboración radica en una perfecta limpieza de los callos, que se realizará en varias aguas a las que se añadirá sal y vinagre, y en una perfecta cocción posterior. Una vez se han cocido, se añade el chorizo, morcilla, tocino salado (o punta de jamón), guindilla y pimentón y, cubiertos de agua, se llevan de nuevo a ebullición. Finalizada la cocción, se aconseja dejarlos reposar un día y servirlos calientes al día siguiente.

Las gallinejas son otra de las grandes especialidades de la cocina popular madrileña. Se trata de tripas de cordero fritas en su propia grasa. La sal, se echa nada más sacadas de la freidora, nunca antes. Los establecimientos especializados, se caracterizan por su particular aroma reconocible a una cierta distancia y su castizo ambiente.

Se toman sobre una buena rebanada de pan, a ser posible de hogaza. En este mismo tipo de establecimientos se sirven "entresijos", más económicos que las gallinejas y que son también vísceras de cordero.

Madrid cuenta con una gran variedad de restaurantes por toda la ciudad.